Cómo ser escritor, Consejos escritores noveles

7 Dudas de escritores noveles sobre motivación respondidas por escritores con tablas

9 noviembre, 2017
Dudas de escritores noveles sobre motivación

Como escritora novel siempre tengo preguntas que hacer a otros escritores con más experiencia. Pero sé que hay dudas de escritores noveles sobre motivación, y otros temas, que no todos los escritores noveles se atreven a preguntar. Este artículo es para romper estos miedos y encontrar respuestas.

Cuando pensé en escribir este artículo no pensé que el proyecto se haría tan grande. Para empezar es el artículo colaborativo con más escritores que he hecho, podéis ver a todos los colaboradores al final de este artículo y tras cada respuesta. Gracias a él,  he aprendido a mejorar en los guestpost y me ha dado para escribir un artículo adicional: cómo escribir post colaborativos. Además, lo que en principio solo sería un único post, ha tenido que ser dividido en cuatro... ya que si escribía solo uno, salía la friolera de más de 10.000 palabras. Sé que Google penaliza los artículos cortos... ¿Qué me haría a mí, entonces, por semejante "tochez"?

Por esto, escribiré cuatro artículos, agrupando la temática de las preguntas:

  • Motivación.
  • Escritura.
  • Publicación.
  • Promoción y legalidad.

7 dudas de escritores noveles sobre MOTIVACIÓN, respondidas por escritores con tablas

Vamos al lío. En esta primera entrega se agrupan las preguntas que más preocupan a los escritores: problemas de motivación. Creo que los escritores somos almas frágiles, necesitamos "palmaditas" en la espalda de forma constante. No obtener cierto "reconocimiento" con lo que hacemos nos desmotiva y nos hace hundirnos de la forma más triste y lamentable. En este post los escritores con tablas responden las dudas de escritores noveles sobre motivación y nos dan herramientas para seguir adelante.

"¿En qué momento exactamente empezaron a considerarse a sí mismo "escritores"?" (Alejandro Fernández Monte)

Empecé a escribir novelas hace trece años, pero pasé por muchas fases de desánimo y escribí muchas patatas antes de poder identificarme con la palabra escritora. Un paso decisivo en mi carrera fue el hecho de publicar: ya no cabían medias tintas; tenía que creérmelo sí o sí. Iba a dar una presentación, iba a hablar de mi libro. ¿Cómo iba a hacerlo sin considerarme escritora?

Cada persona es diferente y cada uno tiene un recorrido distinto, pero yo diría que es clave hacer esta reflexión: ¿adónde quiero llegar con esto? Ya sea a medio o largo plazo, si lo que quieres es publicar y que te lean, debes empezar a pensar como un escritor. La otra opción es escribir para ti, en cuyo caso aún tienes la libertad de tomártelo como un hobby.

Elena_ED1
Elena Álvarez
Escritora de novela histórica

"¿Cómo superar ese momento de "no sé ni para qué me molesto", "¿y esto para qué?"" (Ruth Ibañez)

Lo que Ruth comenta es lo que se llama «síndrome burnout» o estar quemado. Es algo que nos sucede por muchos motivos, entre ellos, sentir que no avanzamos o que esto que hacemos no va a ninguna parte. En algunos puntos, es muy parecido al síndrome del impostor, solo que en realidad, aquí estamos perdiendo la motivación y, esto nos puede llevar a bloqueos o cosas peores.

No creo que exista una fórmula o una pastilla que te puedas tomar y que alivie estos síntomas. Este es uno de los puntos más peligrosos, yo mismo he estado muchas veces al borde de tirar la toalla, el año pasado por estas fechas pasé por eso y no es agradable. La mejor forma de superar esos momentos es tomar cierta distancia, como dije en un artículo sobre este tema en Excentrya, no puedes apagar el fuego echando gasolina y, por tanto, no puedes dejar de estar quemado escribiendo más. Sería un sin sentido.

Lo mejor que puedes hacer es alejarte una temporada. Cambiar el chip, descansar, respirar otro aire y dedicar tiempo a otras cosas. Poco a poco, ese rechazo, ese «esto no vale para nada y no me aporta más que disgustos», se irá diluyendo y tendrás otra vez ganas de escribir.

Otra buena forma de seguir motivados, incluso en los peores momentos, es marcarse pequeñas metas fáciles de alcanzar: participar en 3 concursos, colaborar con X blogueros, ser publicado en X revistas, escribir durante 21 días seguidos… Cosas sencillas que puedas alcanzar en poco tiempo. Lleva un registro de esos pequeños logros, un Bullet Journal de los de MJ sería un lugar genial para anotar eso. Verás que poco a poco, esa mentalidad derrotista va dando un giro, cuando te des cuenta estarás a tope otra vez.

Jaume_Excentrya
Jaume Vicent Bernat
Escritor y copywritter

"¿Cómo saber si eres buen escritor si no eres aún un éxito de ventas?" (Luz Cabrales)

Igual que sabes que eres buen profesor, que eres buen arquitecto, que eres buen fontanero, que eres buen médico… Nos hemos dejado convencer por la idea de que el buen escritor es el que vende. O por la opuesta, que el escritor que vende mucho es malo (somo así). Ligamos la calidad a las ventas, y no es una asociación justa. Las ventas dependen de un millón de factores y, aunque la calidad es uno de ellos, no suele ser el que más pese.

La dicotomía bueno/malo cuando hablamos de arte me pone los pelos de punta. Los textos le gustan al lector o no le gustan, le provocan una reacción o lo dejan indiferente. Y la mejor forma que se me ocurre para saber qué provocan nuestros textos es hablar con los lectores. Como no podemos ir puerta por puerta preguntando si nos han leído y qué les ha parecido, tendremos que conformarnos con los amigos, conocidos, compañeros, lectores cero a los que hemos pedido que lean un escrito. Para eso son geniales los grupos, las tertulias o cualquier otra forma de compartir textos con lectores sinceros y, a ser posible, un poco entendidos. Porque no es lo mismo escribir romántica que ciencia ficción y al lector de ciencia ficción pueden molestarle las dieciocho páginas de romance a bordo de la nave interestelar. O no, quién sabe, pero mejor preguntarle.

De todas formas, el arte es subjetivo y el escritor inseguro, así que siempre, siempre, vamos a tener sobre la cabeza esa nube de miedo a no ser lo suficientemente buenos (y ojalá no se vaya del todo nunca). Yo la combato aprendiendo más, leyendo más, escribiendo más, escuchando más para reducir al máximo los fallos y potenciar las virtudes. Como haría un buen médico, un buen maestro, un buen fontanero o un buen arquitecto.

Chiki
Chiki Fabregat
Escritora y profesora en la Escuela de Escritores

"¿Cómo saber si valgo para esto, si alguna vez llegaré a algo o por el contrario estoy perdiendo el tiempo y debería dedicarme a la cría de caracoles?" (Adella Brac)

Saber si vales o no es sólo una cuestión de tiempo. Lo que quiero decir con esto es que, si lo intentas durante el tiempo suficiente, comprobarás que has terminado por valer para esto. Si te retiras en medio de tu proceso de aprendizaje, en cambio, no.
Esto que acabo de decir parece algo de Perogrullo, pero está muy extendida la idea de que el escritor debe ser una especie de elegido, alguien tocado por las musas. Y lo cierto es que todos necesitamos aprender a escribir de un modo o de otro. Igual que necesitaríamos aprender a cuidar de nuestros caracoles para no ejercer de aprendices de Mengele con ellos.

Abel
Abel Amutxategi
Escritor

"Si te dieran un pastón por escribir un par de libros que tú consideras malos... ¿accederías o te mantendrías firme con tus principios?" (David C. Orell)

El dinero que gana un escritor viene prácticamente todo de la reputación que tienes. Yo, a día de hoy, no vendo libros/cursos/lecturas editoriales por ser el escritor de ciencia ficción más reconocido de este país. Ni el segundo, ni el tercero... ni el milésimo. Si vendo algo es porque la comunidad de lectores y escritores que me conoce confía en mi criterio.

Si aceptase escribir dos libros MALOS por dinero, la cantidad de dinero tendría que ser obscenamente grande. Tan grande como para poder no volver a escribir nunca más. Porque mi reputación se iría a la mierda, mis lectores dejarían de confiar en mí y los escritores que supieran que escribo mierda por dinero posiblemente también dejasen de pedirme consejo. Y eso, claro está, sin tener en cuenta que yo quiero escribir. Por muy rico que me hiciera... seguiría queriendo hacerlo. Y si nadie confía en mi trabajo... ¿qué estaría haciendo conmigo mismo?

Porque no estamos hablando de escribir un par de libros malos por dinero, sino que hablamos de vender nuestra reputación y lo que nos define como lo que somos. No creo que nadie deba vender eso.

DavidOlier_Cavaltac
David Olier
Escritor e implementador de WordPress

"¿Cuál ha sido la peor crítica que has recibido? ¿Tenía razón? ¿Cómo la gestionaste?" (MJ)

Una de las peores que he recibido nunca, fue con diecisiete años, por parte de un amigo, que consideraba con talento y criterio. Me dijo que lo que había escrito era basura y que tenía talento como para hacerlo mucho mejor.

Fue uno de los motivos por los que abandoné la escritura por algunos años, e incluso casi la lectura. La crítica era totalmente cierta, pero la forma de hacerlo me llegó en un momento personal delicado. No la supe gestionar y me arrastró durante muchos años.

Muchos años después he vuelto a recibir críticas -también de buenos amigos- con un tono y un mensaje prácticamente igual. Para mi, esas críticas, ahora, son oro puro, porque cuanto más escribes y más lectores tienes más fácil es caer en la autocomplacencia de creer que cada vez eres mejor. Una cosa es el talento y la experiencia y otra el trabajo duro, y es preciso que alguien sin pelos en la lengua y que te quiera de verdad, te lo diga. Sin ese tipo de críticas es imposible avanzar, pero es duro aceptarlo e integrarlo.

Nicholas
Nicholas Avedon
Escritor

"¿Existe alguna forma de recuperar la motivación perdida? Es desagradable querer escribir, tener deseos de contar buenas ideas pero haber perdido esa motivación especial." (Beca Lightwolf)

La respuesta sería casi la misma que a la pregunta de Ruth. La mejor forma de recuperar la motivación perdida es descansar, limpiar el cerebro. Creemos erróneamente que la motivación llega de fuera con fórmulas y textos de autoayuda, pero la única realidad es que la motivación es interior, viene de uno mismo y tienes que ser tú el que aprenda a gestionar esos momentos y controlar el pánico.

Muchas veces escribimos y escribimos, encerramos esos textos en nuestros ordenadores, sin publicarlos, sin compartirlos y eso nos lleva a perder la motivación. Muchos de nosotros, para escribir tenemos que sacrificar tiempo de ocio o robar tiempo a nuestras familias y amigos, escribir y que nuestros textos no lleguen a nada, es lo que hace que perdamos la motivación.

Tomar distancia, descansar unos días y alejarse de todo esto, es una de las mejores opciones. Sal a pasear, sal con gente, habla con otras personas… Lo que sea, pero que te permita alejarte de la escritura. Con el tiempo habrás procesado ese sentimiento de desmotivación y lo tomarás con más ganas.

Otra buena forma de motivación —al menos para mí— es leer buenos libros. Leer un libro que te gusta puede ser el mejor detonante. Un libro que te inspira te obliga a escribir, aunque solo sea por querer repetir una historia tan buena como esa. La buena literatura es una gran fuente de motivación, al menos siempre lo ha sido para mí.

Como he dicho antes llevar un pequeño registro de victorias, es un buen motivador. También lo es participar en grupos de escritores o participar en retos de escritura. Todo esto puede llevarte a competir con otros escritores y «obligarte» a escribir más.

yo_redona
Jaume Vicent Bernal
Escritor y copywritter

Estoy muy agradecida a todos los escritores, que han robado parte de su tiempo para escribir, por responder dudas de escritores noveles sobre motivación. Estas respuestas valen oro para los escritores noveles como yo. Perdonad los errores cometidos, en el trascurso de la realización de este artículo, y muchas gracias a todos.

Al resto de escritores noveles... ¿Os han ayudado estas respuestas? ¿Tenéis alguna duda más?

Escritores participantes en esta serie de 4 entradas.

You Might Also Like

3 Comentarios

  • Reply David Monedero 10 noviembre, 2017 at 10:01

    Estupendo artículo, ¡y geniales los entrevistados que te has buscado, MJ!
    Eso sí, respecto a lo de escribir algo que no me guste por un pastón… yo creo que no tendría tantos remilgos como David 😉

  • Reply Maria Mar Gonzalez Gomez 10 noviembre, 2017 at 13:26

    De todos los artículos colaborativos de tu web este es el que más me ha gustado con diferencia, ¡y encima vas a hacer tres entregas más!

    La motivación ha sido, sin lugar a dudas, mi talón de Aquiles durante mucho tiempo. Hacía un pequeño esfuerzo sin recompensa visible que me desmotiva, con la desmotivación no avanzaba, no veía resultado y me desmotivaba… y así hasta el infinito. Aprender a superarla cuando caes en el abismo puede ser el paso más importante a dar en tu carrera de escritor, que de no ser así estaría abocada al fracaso antes de comenzar siquiera.

    Gracias a MJ por tan maravillosa idea y a todos los escritores con tablas del artículo, ¡geniales consejos!

  • Reply Elena Álvarez 11 noviembre, 2017 at 20:13

    ¡Maravilloso artículo! Muchísimas gracias por haber contado conmigo y, sobre todo, por habértelo currado tanto para darnos un contenido tan interesante (¡y tan bien organizado!) ♥

  • Deja tu comentario