Consejos escritores noveles

Cómo realizar una colaboración entre escritores y no morir en el intento

19 octubre, 2017
colaboración-entre-escritores

Realizar una colaboración entre escritores es algo que me gusta y que, quiero pensar, se me da bastante bien. Esto ha sido gracias a cometer fallos e intentar solucionarlos en siguientes iniciativas. También he tenido suerte, pues dentro del mundo de los escritores, en el que me muevo, la gente ha sido, en general, amable y dispuesta. Puedes ver la colaboración que realicé donde 12 escritores me hablaban sobre su primer libro, otra donde, los mismos escritores, me contaban cómo fue su primera publicación y la serie de consejos de género: 10 consejos para escribir.

Me he animado a realizar este artículo pues he visto compañeros que han intentado hacerlas sin mucho éxito. En mi opinión les han faltado detalles, y es una pena ,porque las ideas que tenían eran muy buenas, su desarrollo es lo que falló.

Puede que pienses que este tema no es para ti, pero te diré que una colaboración entre escritores tiene muchas más ventajas que desventajas. En este post te cuento esto y cómo puedes organizarla sin morir en el intento.

 

Lo más positivo de organizar una colaboración entre escritores:

  • Conoces a otros escritores con los que entablas relaciones que pueden ser de interés de cara a un futuro.
  • Aprendes de estos escritores, resolviendo preguntas o dudas que de otro modo no te atreverías a decirles.
  • Aumenta tu visibilidad en redes ya que los colaboradores te publicitaran entre sus seguidores pudiendo obtener nuevos seguidores de tu público objetivo.
  • Te pone en el mapa como experto.
  • Ayudas a tu audiencia resolviendo dudas respondidas por expertos en la materia.
  • Creas un artículo único, de máximo interés, que será compartido hasta el final de los tiempos.

Lo negativo:

Necesitas muchísimo tiempo y una gran dosis de organización para hacerla. Mi primera colaboración me costó la misma vida. Aunque tenía una tabla de Excell, no dejaba de recibir correos y me volvía loca para clasificarlos, leerlos y responderlos. Pero no me rendí, después realicé nuevas colaboraciones y he ido mejorando con el tiempo. No te desanimes. Cada vez lo harás mejor. Piensa que los beneficios siempre son mucho mayores que los handicaps.

Antes de iniciar tu colaboración:

  1. Elige un tema determinado. Puedes pedir una colaboración en general pero obtendrás mejor respuesta si propones un tema específico. Por ejemplo si escribes sobre romántica podrías crear el artículo: "10 escritoras te cuentan sus mayores problemas escribiendo romántica".

  2. Haz un calendario dónde indiques los plazos de tu colaboración: Fecha de contacto con los escritores, fecha máxima de confirmación por su parte (que te digan si van a colaborar o no), fecha máxima de recepción de respuestas y fecha de publicación.

  3. Haz una tabla de Excell. En ella puedes indicar lo que consideres de interés para tu colaboración entre escritores: Nombre del escritor, blog, correo electrónico, fecha de publicación, casilla para confirmar que te ha respondido, que te ha enviado la colaboración...

  4. Utiliza Google Drive. Si tienes una cuenta de Google tienes esta función por defecto. Es un espacio de almacenamiento de espacios en la nube. Dentro tienes enlace a más aplicaciones de Google, puedes crear hojas de textos, tablas de datos... Esos archivos los puedes compartir añadiendo los emails de los colaboradores. De ese modo cada uno entrará cuando quiera, modificará lo que quiera y no se te llenará el correo de mails. 

  5. Decide que pautas dar a tus colaboradores. ¿Quiéres que solo te respondan un párrafo? ¿Un texto mucho más largo? Esto dependerá si piensas publicar un artículo o dos. Mi idea es siempre hacer un único artículo pero al final algunos escritores se alargan más y me sabe mal cortarlos (sobre todo porque lo que cuentan suele ser interesante) así que prefiero hacer dos artículos en lugar de uno.

colaboración-entre-escritores

Cómo elegir los colaboradores

Lo primero que tienes que hacer es elegir un tema que creas que puede ayudar a tu audiencia y que te parezca interesante. Y en función de ese tema buscar a colaboradores.

Puedes actuar de dos formas: 

  • Buscar en abierto los colaboradores. Propones tu tema en grupos de Facebook de escritores, en tu página web... Esto hará que mucha gente quiera colaborar pero tendrás el problema de que puede que no conozcas a ese escritor. Puede que no te gusta como escribe, que no estructure bien los artículos, que sea una persona poco comprometida... En mi primera colaboración lo hice así. Hubo gente que se comprometió y a la que sigo enviando correos sin ninguna respuesta. Es muy desagradable escribir a gente que te ha dicho que sí, a la que has incluido en un calendario y que no se molesta ni a contestarte a un email. 

  • Escribir emails a gente que ya conozcas. En mi segunda colaboración, Parte 1 y Parte 2, me hice una lista de los blogs que más me gustaban de escritores. Les conocía y me gustaba su manera de escribir. Algunos me respondieron y otros no. Pero los que me respondieron se comprometieron y cumplieron, no tuve los problemas que tuve con los primeros.

colaboración-entre-escritores

Poner en marcha tu colaboración entre escritores

Ya elegido el tema, los colaboradores y creadas todas las herramientas que necesitaré para mi colaboración (archivo Drive, hojas de Excell...) me dispongo a ponerme en contacto con los escritores.

Para ello me creo, en mis contactos de gmail, una carpeta con el correo de todos los escritores que van a colaborar en la iniciativa. Así no tengo que ir poniendo sus correos de uno en uno, simplemente elijo esa carpeta en gmail y les escribo el correo.

  • Esta carpeta, con sus correos las coloco en copia oculta (CCO) de ese modo puedo enviar el correo a todos los que he elegido pero sin que puedan ver el correo entre ellos. A lo mejor es una tontería, en el caso de los correos que tienen puestos en la pestaña de contactos de sus páginas, pero me parece más confidencial o "legal" hacerlo así.
  • El correo que les escribo es común para todos. Así se lo hago saber. No molan los correos comunitarios pero el primero que envío es así, asegurándoles que los siguientes serán personalizados, cosa que siempre cumplo. En el correo les explico todo lo relacionado con la colaboración y les doy todas las fechas que he programado previamente.
  • Les doy una fecha máxima para que me confirmen si quieren participar. Generalmente con 1 semana es suficiente.
  • Una vez que me han respondido entablo una conversación personal con ellos, respondo sus dudas y les doy las gracias por su tiempo.
  • Cuando ha pasado esa fecha, elimino de la carpeta de correo los escritores que me han respondido o me han dicho que no tienen tiempo. A estos últimos les agradezco su respuesta.
  • Preparo mi hoja de excell, indicando con colores aquellos escritores que me van enviando sus respuestas.
  • Una semana antes les recuerdo, a los que todavía no me han enviado sus respuestas, que necesito su artículo antes de tal fecha. Que, por favor, si no van a poder enviármelo me lo digan sin problema.

Escribiendo la colaboración

Haz un artículo inolvidable. Has trabajado mucho para crear este artículo. Y además otros escritores han invertido parte de su valioso tiempo en leerte, responderte y escribir para tu blog. Se lo debes.

Ellos hacen el trabajo de escribirlo y tu tienes que maquetarlo para resaltar su trabajo. No es un trabajo de poco tiempo. Hay escritores que me han enviado su colaboración la noche antes. Yo ya no puedo maquetarlo para el día siguiente, no son 5 minutos.

Incluye fotos de los escritores y acceso a sus redes sociales. Lo mínimo que les debes es hacerles la máxima difusión posible. Incluye un enlace a la compra de su libro, si es que ya lo tienen publicado.

Haz que sea bonito y que se sientan contentos por formar parte de tu artículo.

Después de publicar el artículo

  • Envíales a todos los colaboradores un email con el enlace a tu blog y dándoles las gracias por participar en tu artículo. Déjales claro, si quieres, que estás abierto a cualquier futura colaboración.
  • Cuando compartas tu artículo en las redes etiquétalos para que puedan verlo.
  • Revisa las estadísticas del artículo para ver si ha gustado a tus lectores.

Algunos consejos extras

Una colaboración entre escritores es bonita, te llevarás sorpresas agradables de escritores con los que tu trato era a través de las redes, y también te llevarás decepciones y algunas notas para tu libreta de "nunca jamás, crucecita mortal y antes muerta". Sin embargo yo las sigo haciendo, por algo será.

  • Elige más colaboradores de los que necesites. Te diré que un 30% aproximadamente pasarán de ti, estarán ocupados o no te enviarán el artículo. Así que envíalo a más gente de la que tengas pensada en un principio.

  • No persigas a la gente. Con un par de toques es suficiente. Si al segundo no te responden, ponles en tu libreta negra y a lo siguiente. Ya sabes con quién no contar la próxima vez.

  • Aprende de tus errores. Si una cosa no te ha funcionado y otra sí, ya sabes lo que tienes que hacer.

  • Sé humilde. Ellos saben más que tú. Trátales con respecto y facilitales todo lo que esté en tu mano.

  • Mueve tu publicación por las Redes Sociales. Si es un buen artículo tendrá muchísima repercusión. No lo hagas solo el día de publicación, puedes publicarlo más adelante. Será un artículo que nunca morirá.

  • Diviertete haciéndolo. 

Me alegraría que aplicaras este artículo y que crearas una colaboración chula. Es una experiencia muy bonita y, como ya te he dicho, aprenderás un montón, en todos los sentidos. Cuando la hagas... ¿me lo cuentas?

You Might Also Like

9 Comentarios

  • Reply M. M. J. Miguel 19 octubre, 2017 at 15:24

    Di un salto al ver mi foto en la cabecera 😀

    En lo personal, no tengo mucha experiencia colaborando con otros. Confieso que tenía un poco de miedo con el decálogo de cuentos que hicimos, que quizá no podría gustar, o era algo básico o decía cosas que ya todo el mundo sabe.

    Me alegra saber que, al final de todo, las cosas salieron bien y concretamos sin problemas. Fue mi primera colaboración alguna vez, así que la tengo puesta en un podio.

    Creo que estas dinámicas son la punta de lanza para nosotros, los escritores noveles, dentro de un mundo tan vasto como lo es la internet y la literatura como tal. Y es grato encontrar todavía a personas que estén dispuestos a llevar la batuta en estas cuestiones.

    Un abrazo, María! Saludos desde este lado del charco.

    • Reply MJ 22 octubre, 2017 at 16:25

      Es muy emocionante que haya gente que quiere que colabores en su blog. A mi me hace mucha ilusión, la verdad 🙂
      Espero que haya más gente que se ponga en contacto conmigo para eso.
      ¡Un beso y muchas gracias por tu artículo sobre Cuentos!

  • Reply Antonio Távara 20 octubre, 2017 at 3:07

    Un artículo muy completo y con información interesante. Gracias por compartirlo 🙂

    • Reply MJ 22 octubre, 2017 at 16:24

      ¡Gracias a ti por tomarte tiempo para comentar!

  • Reply Gabriella 22 octubre, 2017 at 12:43

    ¡Hola, MJ!

    Muchas gracias por tomarte el tiempo de hacer este artículo, creo que es muy útil para gente que quiera hacer artículos colaborativos.
    Me gustaría hacer un apunte, partiendo de mi propia experiencia. Hay dos consejos que das que creo que si se enfocaran de otra manera, subirían la proporción de síes a cualquier propuesta.

    Yo por lo general digo que no a propuestas que:
    a) Tienen un primer email de contacto en común. La sensación que me queda es de que no voy a dedicarle tiempo a una petición de otra persona si esa persona no dedica tiempo a, por lo menos, enviarme un correo personalizado. Esto me parece importantísimo.
    b) En el primer contacto ya me están marcando todo. Si de entrada, sin que yo haya dicho todavía que sí o que no, ya me están diciendo fecha de entrega, los requisitos o acciones que debo llevar a cabo de determinada manera… nop. Suelo pasar de propuestas así y me consta que otros escritores y blogueros también. No se puede abrir una conversación con una serie de datos que parecen decir “así es como lo vamos a hacer”: primero la otra persona tendrá que decirte si quiere colaborar o no. Todo es según como redactemos el email, claro, pero hay que tener cuidado para no parecer que exigimos o que damos la aceptación del invitado por sentado (incluso si ya hemos trabajado con ellos antes). ¡Esto es más sutil de lo que parece! 😉

    Entiendo que estas son cosas que facilitan la vida a quien organiza el artículo colaborativo, pero la idea debe ser más bien facilitarle la vida a los invitados, que son a los que hay que convencer de que participen. He enviado y recibido propuestas a mansalva para artículos colaborativos, entrevistas, etc. y mi conclusión es que un acercamiento gradual es mucho más eficiente. Dependerá de cada invitado, pero ante todo estamos ante una acción persuasiva: son personas a las que hay que convencer para que aporten su tiempo y conocimiento, no miembros de nuestro equipo de trabajo.

    También entiendo que cada persona es un mundo, y una persona que recibe muchísimas propuestas de este tipo será más tiquismiquis que alguien que se estrene en este tipo de colaboración. Pero creo que es útil comentarlo, para tenerlo en cuenta.

    No sé si mi aportación habrá servido de algo, pero ahí queda. Casualmente todo esto de los emails para peticiones y colaboraciones es un tema que trataré en el blog la semana que viene, así que es algo a lo que le estoy dando muchas vueltas estos días.

    Un besazo y enhorabuena de nuevo por el artículo.

    • Reply MJ 22 octubre, 2017 at 16:20

      Primero: muchas gracias Gabriella por pasarte por este post y molestarte en dejar un comentario. Se agradece. Te cuento como lo veo yo.

      Tienes toda la razón del mundo en que a nadie le gusta recibir un email comunitario. Es muy impersonal. Por eso cuando yo lo mando dejo claro que ese email es comunitario y que no es lo ideal. También digo que todos los emails posteriores serán todos personalizados. Para mi esto es bastante más sincero que copiar un texto “personalizado” (es decir enviar un email igual a 15 escritores en los que solo cambio el nombre). Y esto lo hago cuando son acciones entre varios escritores. Los conozco previamente (a través de sus blogs) y me gusta como escriben y su forma de ser (para mí esto último es importante). Todo esto lo realizo cuando tengo una idea clara y cerrada de lo que quiero hacer.

      Por otro lado, los emails que envío son los que me gustaría recibir a mí. Si alguien se pusiera en contacto conmigo para crear una iniciativa en un blog, me gustaría que me diese todos los detalles posibles. Tal vez sea por mi nivel de organización y mi forma de ser. Quiero tener todos los detalles sobre la mesa antes de decir que sí, y no me gusta perder el tiempo enviado y recibiendo correos. Y es porque entiendo que todo el mundo está ocupado y no quiero molestarlos más de lo necesario. De hecho hace poco recibí una propuesta que era muy ambigua, pregunté algunas cosas, luego hubo otras respuestas ambiguas y la tengo aparcada. Ya digo que mi mente necesita toda la información de un modo acotado. Si me comprometo es sabiendo que puedo cumplirlo todo.

      Entiendo lo que dices, y además lo comparto, pero para otro tipo de colaboraciones. Colaboraciones en la que tenga una idea que quiero desarrollar con otro escritor. Poner temas en común, compartir opiniones, tomar decisiones… llegar a una idea conjunta. Entonces mi acercamiento y “mi cuadriculamiento” no tiene nada que ver. Sin embargo cuando quiero escribir un artículo determinado, un artículo colaborativo, utilizo este modo.

      De nuevo, gracias por tomarte el tiempo de escribir en mi blog y por tu estupendo blog.

      ¡Besos!

      MJ

    • Reply MJ 22 octubre, 2017 at 16:23

      ¡Gracias a ti por tomarte el tiempo de decírmelo!

  • Reply Silvia Zuleta Romano 22 octubre, 2017 at 23:25

    Interesante. Llevo dándole tiempo a la idea hace tiempo. Lo que no me queda claro si hablas de contactar a los colaboradores para que escriban sobre un tema o para que opinen sobre un tema para luego tu redactar en un artículo o ambas cosas. ¡Muchas gracias!

  • Reply Lídia Castro Navàs 16 noviembre, 2017 at 19:14

    Muy interesante y ¡qué organización! Me encantan las herramientas que comentas, como google drive, permiten realizar el trabajo de forma colaborativa. Me ha parecido un artículo muy útil. Un saludo.

  • Deja tu comentario