Consejos escritores noveles

7 razones para no publicar tu libro

6 septiembre, 2018
no publicar tu libro

¿Quién no ha soñado con publicar una novela? Escribirla no es tan difícil, tenerla en papel, en tus manos, es toda una odisea. Hay muchas razones para no publicar tu libro. Es curioso, al escribir este artículo pregunté a algunos escritores y me dieron todavía más motivos de los que puedes leer en este artículo. Desde que ya hubiese una novela igual (punto por punto) hasta que no quedase nadie sobre la faz de la tierra.

Pero estos son los míos. Los obstáculos que se interponen en mi objetivo de tener una novela publicada. Los repaso una y otra vez en mi mente, le pongo solución a los problemas, surgen otros nuevos, vuelta a empezar. Así es la compleja mente de un escritor novel.

1. Es mucho trabajo

Si crees que escribir un borrador es mucho trabajo, espera a terminarlo. Entonces sabrás que la fama cuesta, y es entonces cuando deberás empezar a pagar, con sudor. Escribí mi borrador en un mes gracias al Nanowrimo. Creo que soy una escritora marathoniana. Y eso que la única carrera en la que he participado y terminé fue de 5 kilómetros. Casi la última, pero lo hice. A cabezona no me gana nadie.
A lo que vamos, después de terminar esa gran y soberana mierda viene lo bueno. Y eso es reescribir todo lo que ya tienes. Sé de escritores que pulen su trabajo en el proceso de borrador, que repasan cada última sesión, que corrigen sobre la marcha. Pero no es mi caso. No sé, pero yo estoy tardando la misma vida en esta fase. Muchísimo esfuerzo y tiempo. Luego viene la maquetación, la portada, la promoción en redes sociales, la publicación… Tiempo, tiempo, tiempo y más tiempo. Trabajo, trabajo, trabajo y más trabajo.
Sientes que no puedes más y te preguntas la gran cuestión: ¿merece la pena? ¿sería mejor no publicar tu libro?

Solución: Si no quieres emplear tiempo en trabajar con todo lo que rodea a la publicación de tu novela, solo te quedará pagar a alguien para que lo haga por ti. Casi todo menos escribir (aunque para esto también hay lo que se denominan negros, pero eso es otra historia). Busca buenos profesionales, pide presupuesto y consigue el dinero. Si eres pobre y vago olvídate de ser escritor emprendedor.

no publicar tu libro
¿Me lo dices o me lo cuentas? Escritora tras pasar 160 horas sin despegar el culo del asiento

2. Es mucho dinero

Este punto es el antagonista del anterior, no exactamente pero casi. Si tienes dinero todo el trabajo y el tiempo se reduce bastante. Puedes contratar un maquetador, portadista, comunity mannager… Seamos realistas: si estás leyendo esto posiblemente seas una escritora muerta de hambre y ni te planteas poder pagar por estos servicios. ¿Entonces no vas a publicar tu libro? Cuanto menos dinero tengas, más tendrás que aprender y más tiempo emplearás en poner en práctica tus nuevos conocimientos. Y habrá cosas que puedas hacer tu misma, pero otras ni de lejos.
En mi caso necesito sí, sí o también una correctora profesional. Y eso conlleva dinero.

Solución: Cuando busques a profesionales pide referencias, lo barato sale caro y hay que pagar el tiempo de los demás al nivel que se merecen. Partiendo de esta base, puedes intercambiar servicios por servicios, el trueque de toda la vida. Otra solución es montar un Crowndfunding habiendo calculado de antemano los gastos que te llevará la publicación de tu libro. Hay más opciones de conseguir dinero, pero nos quedaremos con las legales, de momento.

3. Nadie va a leerme

Lo pienso muchas veces, ¿y si nadie me lee? Y luego intento imaginarme el peor de los escenarios posibles. Digo yo que el Sr. B y mis hermanos lo harán. Por suerte tengo tres, así que ya son cuatro personas. Contando que a la correctora no le queda otra ya suman cinco. Habrá libros que hayan sido leídos por menos gente. Puedo decir que esta es la peor de mis pesadillas. Porque entiendo que después de leer mi libro te puede gustar o no, pero si nadie lo lee… Uffffffffffff… Terror absoluto.
Luego me tranquilizo y pienso que hay gente que lee mi blog, que sigue mis redes sociales, si he trabajado bien mi público objetivo y hago una buena estrategia de ventas puede salir bien. ¿Y si sale mal? Siempre me queda el Sr. B y mis hermanos. Aunque, al no ser mi público objetivo, dudo mucho que sus críticas sean buenas.

Solución: Haz todo lo que esté en tu mano por dar a conocer tu libro. Es algo que no se hace de un día para otro: tener un blog, programar redes sociales, establecer una estrategia de venta, tener un nicho de subscriptores, etc. Trabaja todo lo posible para que tu libro esté cuidado: correctora profesional, bonita portada, buena maquetación… Y si no siempre puedes regalar tu libro a otros escritores para que te lean (pagarles ya sería demasiado, pero no se descarta).

no publicar tu libro
No te hagas el tonto... Nadie va a leerte y lo sabes

4. No soy lo bastante buena

Este punto está intrínsecamente relacionado con el anterior. Piensas que nadie va a leerte porque no eres lo bastante buena. Te voy a decir un secreto: si eres como yo, nunca creerás serlo. Y no vas a publicar tu libro. Tenemos que dejar de creer esa mentira. Una cosa es ser realista y otra menospreciarse. Hace poco hice un ejercicio en el que había que puntuar del 1 al 5 mis puntos fuertes. No use el 5 para nada. Cuando me preguntaron dije que para mi el 5 era la perfección, que no podía ponerlo. ¿Cuándo tendrás el 5? Nunca, respondí. ¡Error!
Nunca seré perfecta, pero puedo hacerlo muy bien. Mejor aún, puedo hacerlo lo mejor que sepa, aprender de lo que no y admitir que la publicación de mi libro no será perfecta. Y vivir con ello.

Solución: Haz lo que puedas y olvida la perfección. Si crees que tienes carencias, aprende o paga a otras personas para que hagan lo que tu no sabes o no puedes hacer. No eres una escritora superwoman. Pide ayuda y acepta ayuda.

5. No podré enfrentarme a las críticas

Quiero creer que soy una persona que acepta bien las críticas, siempre que sean constructivas. Entiendo que a todo el mundo no le guste mi libro. Hasta hay gente que odia los libros de Stephen King. Yo misma odio alguno (lo siento, espero que nunca leas esto, espero tener la oportunidad de conocerte algún día). Lo que llevo mal son los troll y seguro que habrá alguno esperando saltar su frustración en mi contra. Decir que hay que ignorarlos es fácil, hacerlo difícil.
Pero las criticas constructivas son geniales, te ayudan a hacerlo mejor, te hacen ver cosas en las que no habías caido, te dan la oportunidad de crecer y aprender. Tal vez duelan, aún no lo sé. De momento la corrección de mi novela está siendo brutal, con muchos cambios y me los tomo bien: estoy aprendiendo. Esto lo digo ahora, ya veremos cuando vea una opinión de una estrella en Amazon. Aunque eso será porque alguien me ha leído, no creo que el Sr. B o mis hermanos fuesen capaces de hacerme algo así. No estoy segura.

Solución: Tu libro va a pasar por varias manos. Primero los lectores 0. Son esas personitas que leen amablemente tu libro antes de que llegue al corrector. Ellos te dirán si lo que has escrito es tan mierda que debes empezar de nuevo, o que tienes que cambiar esto o lo otro. Luego pasará por la correctora, que te corregirá y si ve barbaridades te lo dirá. Pero todavía te queda la opción de pasar tu libro por una lectura profesional, que te detallará los puntos fuertes y flacos. Cuesta dinero, pero ahorra lágrimas.

no publicar tu libro
Escritor tras haberse enfrentando a las críticas de su primera novela

6. No voy a hacerme rica

Lo más seguro que no, pero nadie conoce el futuro. Con el suficiente dinero y determinación, aunque seas el peor escritor del mundo, todo es posible. Seguro que Stephen King, cuando no tenía ni un dolar para comprar medicamentos para su hijo, no esperaba recibir su primer cheque por Carrie. Ni J.K. Rolling, sentada en una cafetería, escribía Harry Potter sin saber que en el futuro nadaría entre fardos de dinero.

Solución: Piensa cual es el objetivo para publicar. Si es vivir de ello a lo mejor deberías buscar otro motivo… u otro trabajo. Poca gente vive de la escritura como tal, pero si de los productos derivados (cursos, charlas, formación,…). Vive de otras cosas y saca lo máximo posible con tus novelas.

7. Lo que he escrito es una mierda

Me refiero a que no es que TU CREAS que es una mierda, es que sea realmente una mierda. Esto creo que no me va a pasar porque si fuese una mierda me lo dirían los lectores 0 y la correctora, en cuyo caso no lo publicaría hasta modificar todo lo que está mal. O me tiraría por un puente y mi libro se convertiría en un bestseller tras mi muerte. Es otra opción.
Pero si publicas siendo consciente de que has escrito una mierda no tiene sentido.

Solución: Averigua por qué es una mierda y solucionalo antes de publicar. ¿Escribes mal? ¿Tienes un problema con la estructura? ¿Tus personajes no tienen personalidad? A lo mejor necesitas más formación. Apúntate a un grupo de novela, haz un coaching de escritura, lee libros, practica… Piensa en no publicar tu libro si sabes con seguridad que es una mierda. Nunca, nunca, nunca.  Y si lo haces apechuga con las consecuencias.

no publicar tu libro
¡¡¿Me estás diciendo que es una mierda?!!

Escribir este artículo me vale para poner mis miedos en papel, para ser consciente de por qué no publicar mi novela y para saber que puedo vencerlos, si quiero, si puedo. 

¿Has pensado alguna en alguna de estas razones? ¿Se te olvidan o te torturan? Aquí están las mías, ¿me cuentas tus razones para no publicar tu novela?

Las fotografías de este artículo pertenecen a esta serie: Mr. Mercedes es la adaptación del primer libro, de una serie de tres, de Stephen King. Trata el caso de un policía retirado que se ve envuelto en la resolución de un crimen, de un asesino un tanto peculiar.
Por qué verla: Porque es una buena adaptación del libro de Stephen King, y no hay muchas. El actor principal es increíble, así como el resto del elenco principal. Es muy King, ocurren cosas que sabes que son parte de sus libros. Muy buena serie, no la dejes escapar.

Guión 90%
Personajes 90%
Fotografía 85%
Valoración subjetiva 90%

Me suscribo a La casita del fin del mundo

* indicates required
Consentimiento *

You Might Also Like

1 Comentario

  • Reply Laia 7 septiembre, 2018 at 16:42

    Te diré otra razón:
    Miedo al éxito, miedo a soltar a tu bebé, miedo al vacío (¿y ahora qué?). Miedo a no estar a la altura de las expectativas. Miedo al cambio, miedo a la exposición pública y con ello, a las críticas.

  • Deja tu comentario

    • Responsable: María José Moreno Jiménez. / Finalidad: Poder publicar tu comentario. / Legitimación: Consentimiento del interesado. / Destinatarios: No se cederan datos a terceros, salvo obligación legal. / Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. Puedes consultar la información detallada sobre la Política de privacidad aquí.