Recursos escritores noveles

10 cosas que aprendí como escritora leyendo (y viendo) It de Stephen King

12 octubre, 2017

Creo que It de Stephen King es su obra maestra. Vamos, que ha hecho todo lo que le ha salido de los mismísimos sin importarle lo que pensaran sus lectores. Lo mismo que hizo George R.R. Martín cuando decidió escribir Canción de Hielo Fuego. Era guionista y estaba hasta el moño de recortar guiones porque tenía que adaptarse a lo que podía plasmarse en la pantalla. Así que decidió escribir un libro con todo lo que le daba la gana, cientos de personajes, batallas napoleónicas, sexo salvaje (bueno, esto es un poco exagerado), sabiendo que no se llevaría a la televisión. Por suerte, se equivocó. Pero él no lo sabía y escribió el libro que quería.

Lo mismo, aunque con matices, creo que ha hecho King, del cuál ya te hable en el artículo Cómo escribir como King. 600 primeras páginas describiendo personajes lo atestiguan… Difícil de soportar por la mayoría de los lectores, incluso sus más incondicionales fans, como es mi caso. Conozco a mucha gente que lo ha dejado por imposible. Yo no, porque soy muy cabezona y bastante obsesiva-compulsiva. Si tenía que ganar el libro o yo, estaba claro que iba a ganar yo. Y así ha sido. ¡Chúpate esa, Pennywise!

Aunque quise dejarlo en muchíiiiiiiiiiiiisimas ocasiones, y es probable que sea el libro que más tiempo he tardado en leer, me jode reconocer que es un gran libro. Le hubiese dado un 6 y porque es King… Sin embargo, al llegar al final, he sentido que todo era redondo, no merece menos de un 8. Y eso porque he sufrido tanto con su lectura que mi mente no me permite ponerle una puntuación más alta, que seguro que la merece.

Parte de haber conseguido esta hazaña, se debió al estreno de la película It del director Andrés Muschietti. Aunque ésta tiene muchísimos cambios, realizados con el beneplácito de King, es una gran película. Fui a verla cuando llevaba el libro por la mitad. Según avanzaba la película, pensé que había leído otro libro, hasta que me di cuenta de que era una versión un tanto “libre”.

A partir de aquí podéis leer las 10 cosas que me ha enseñado It de Stephen King como escritora:

1. El principio es importante

Es lo que consigue engancharte a una historia. El problema de It es que, aunque el principio, contando como George juega con su barquito, es interesante, luego se enroca en historias que no sabes ni por qué ni a dónde van. Incluso con personajes que no vuelven a salir, o son mencionados de refilón. Y aparecen tantos, y con tantos nombres y apellidos, que tienes que hacerte un esquema para saber quién es cada cual. No hubiese seguido leyendo sino fuese porque era un libro de King (lo que en principio debería ser una garantía…)

2. Los golpes de efecto de King

Stephen King tiene una serie de "golpes", si se pueden llamar así que me encantan. Es como un sello de la casa. Uno de ellos, es anticipar hechos mucho antes de que ocurran. Y los deja caer así sin más, sin prestarles mayor atención, sin apenas darles importancia.

“De pronto, justo antes de que llegase a Kansas Street donde quizá habría estado a salvo, un niño en triciclo salió pedaleando de un jardín cruzándosele por delante. Eddie trató de desviarse, pero a la velocidad que llevaba habría hecho mejor tratando de saltar por encima de la criatura. (El niño se llamaba Richard Cowan; ya adulto y casado, engendraría a un niño bautizado Frederick Cowan que moriría ahogado en un inodoro y parcialmente comido por algo que surgiría del artefacto, en forma de humo negro, para tomar una forma inconcebible)”_ It de Stephen King.

3. Historias que no vienen a cuento.

Aquí creo que a King se le va muchísimo la pinza. Cuenta una barbaridad de historias que poco o nada tienen que ver con la trama. Vale que son curiosas, vale que a veces están conectadas con algún personaje o suceso, pero solo te parecen aburridas y quieres saltártelas para seguir con lo que te interesa de verdad. Nunca lo haces porque no sabes dónde King dejará pistas, pero no creo que sean positivas para la lectura del libro en general, te cortan el ritmo, es todo un paso adelante, uno atrás, cuando crees que estás dentro de la historia te saca de repente.

4. La descripción de los personajes.

El Club de los perdedores es entrañable, es imposible no empatizar con los protagonistas. En realidad yo diría que It es en realidad Los Goonies en terror. O incluso Stranger Things. Los describe con sus actuaciones, cosa que me parece genial, de tal modo que cuando se presenta cualquier situación o problema sabes que va a hacer cada personaje, incluso lo que dirán o lo que se callarán. Llegas a conocerlos tanto, que es como si tú también formaras parte del grupo de amigos. No puedes dejar de sentir pena, nostalgia y ganas de abrazarles durante todo el libro. Si bien es verdad que es exagerado hablar de ellos durante las primeras 600 páginas, al final lo olvidas por el cariño que te producen.

5. Escenas que no se olvidan.

Escenas que te dejan helada. Hay una, en particular, que por su “extrañeza” no ha sido llevada a ninguna de las adaptaciones existentes. Es difícil de entender desde un punto de vista moral. Leyendo el libro tiene cierta explicación, aunque no por ello deja de chocarte. Estoy segura de que cualquiera que lo haya leído sabe de qué escena hablo. Es difícil de olvidar, pero no la revelaré aquí para no hacer spoiler. Lo importante es tener escenas inolvidables en tu libro para que no lo olviden nunca.

6. Saltos en la narración a través de saltos en el tiempo.

Me parece alucinante cómo King salta en el tiempo a través de los personajes, contando su etapa infantil y su etapa adulta. Va creando un entramado de saltos… hasta que al final quedan enlazados de una forma muy curiosa (últimas 200 páginas) que merece la pena leer pero que es difícil de explicar. Mientras que la primera adaptación, la de 1990, es más fiel al libro, respetando estos saltos en el tiempo, la segunda está dividida en dos películas, solo estrenada la primera a la fecha de este artículo. Esta primera película, narra la parte de la infancia y la segunda mostrará la etapa adulta, evitando estos saltos en el tiempo. Sin embargo creo que experimentar con este tipo de saltos puede ser un recurso interesante, aunque sea en menor escala.

7. La descripción de los antagonistas.

Tanto Pennywise, que es el mal en su estado más puro y primigenio, literalmente, como Henry Bowers, están descritos a través de sus terribles acciones. Mientras que Pennywise es capaz de hacer que los niños vean sus terrores más ocultos, Henry Bowers es un psicópata enfermo, que lleva a cabo actos de autentica maldad y crueldad. También lo hacen alguno de sus amigos de fechorías. Sabes que cuando aparecen no puede pasar nada bueno. Y, diría, que Henry da mucho más miedo, pues representa un personaje que puedes encontrar en cualquier momento en tu vida real. Y como dice King “la maldad está entre nosotros”. Describir a estos personajes a través de sus actos, al igual que en el caso de los protagonistas, me parece la mejor forma de hacerlo.

8. Worldbulding en Derry

Worldbulding impecable. Stephen King desarrolla la novela en Derry (es una ciudad imaginaria en Maine, que es su particular visión de la ciudad de Bangor). Gran parte de sus novelas se sitúan allí (también en Castlle Rock o Jerusalem´s Lot) y es un pueblo que, si cierras los ojos, puedes imaginarte sin problema. Las partes que se desarrollan en los Barrens, al verlas en la película, son tal y como me las imaginaba en el libro. Así como la torre de Derry (que en la película solo se ve de pasada). King recomienda en su libro Mientras Escribo elegir 3 características de un lugar y describirlo en base a esas características principales. A mí, que las descripciones no se me dan demasiado bien, es un consejo que me ha ayudado a escribirlas.

9. Hablar de cuestiones universales

Lo que trasmite. El libro está lleno de temas interesantes, algunos contados desde un punto de vista terroríficamente real, como puede ser las partes del maltrato de Beverly. No he leído nunca un relato más terrible respecto a una mujer maltratada, en las partes que corresponden a cuando está con su marido. Además el libro, trata temas universales como los miedos más profundos, la amistad, las promesas, el mal, el valor, el miedo, el bullying, el maltrato doméstico, la distancia con los padres, la responsabilidad, el sentimiento de culpa, la muerte, el amor… Como escritor escribir de lo que realmente te preocupa o llena tu corazón, es una liberación y una forma de explicar al mundo la realidad que muchas veces no quieres ver.

10. Escribo lo que quieras y cómo sea.

Que escribas lo que quieras, con la longitud que quieras, aunque sea políticamente incorrecto y que no te importe lo que vayan a decir los demás. Bueno, si quieres vender tendrá que importante pero primero tienes que estar orgulloso contigo mismo y luego ya pensarás en lo demás. King escribió este libro inmerso en el alcohol y la cocaína. Si bien es verdad que debería haber empleado sus fuerzas en desengancharse, cosa que hizo a posteriori, esto demuestra que se puede escribir en cualquier tipo de circunstancias...

¿Por qué leer It de Stephen King?

Para leer It tendrás que buscar paciencia y perseverancia, en tu interior. Deberás superar muchas partes aburridas, densas, que no van a ninguna parte. A cambio aprenderás todo lo que puede hacer un gran escritor. Te enamorarás de sus personajes, disfrutarás con sus aventuras, descubrirás temas universales y querrás formar parte de una historia épica.

Personajes adultos de la adaptación de 1990, hecha como serie para la TV americana en dos partes y que a España llego como película de 3 h.

¿Por qué ver la serie/película de 1990?

Si eres un fan incondicional de It deberías ver esta película. La película no ha envejecido demasiado bien, algunas veces causan risa las tomas con los niños haciendo gestos raros mirando directamente a cámara. Los personajes no son creíbles, después de leer el libro, sobre todo Beberly. Tim Curry es un gran Pennywise, eso sí. Lo cual no quiere decir que Bill Skarsgård no lo sea. Pero de todos modos merece la pena verla, fue la primera versión de It. Ambas películas están separadas 27 años y no sabremos si llegaremos a su tercera versión dentro de otros 27…

¿Por qué ver la película de 2017?

Esta versión carece de suspense y terror, salvo algunas escenas muy puntuales. Si has leído el libro disfrutarás de una versión totalmente diferente. Será como vivir dos historias distintas con un denominador común. Disfrutarás con la fotografía y los efectos especiales. Volverás a la infancia y te reirás de los puntos de los niños. Y si te han gustado Los Goonies y The Stranger Things, no lo dudes, es para ti.

Si quieres aprender a escribir como Stephen King te dejo el artículo Mientras escribo. Cómo escribir como Stephen King.

"Los monstruos son reales y los fantasmas son reales también. Viven dentro de nosotros y a veces ellos ganan."
Stephen_king-coming-to-boulder
Stephen King
Escritor de It

You Might Also Like

8 Comentarios

  • Reply Esther Magar 12 octubre, 2017 at 9:56

    Me resulta curioso que digas que su lectura es difícil de soportar para la mayoría de los lectores y que muchos lo dan por imposible. Yo lo devoré con 11 años y me pregunto si ahora lo leería con tantas ganas o se me haría más cuesta arriba. También es verdad que otros libros que leí de él por entonces sí los abandoné, precisamente por esas historias que no vienen a cuento que mencionas.
    Sin duda, King es uno de los escritores de los que más se puede aprender, para bien y para mal.

    Saludos.

    • Reply MJ 12 octubre, 2017 at 10:01

      Pues creo que es todo un hito haberlo leído con esa edad. También es verdad que hay libros que yo leí de pequeña y que ahora no podría leer. A lo mejor es algo interesante para estudiar.
      Y tienes toda la razón, King es un genio. Te puede gustar más o menos pero demuestra que está comprometido con la escritura y que es siempre fiel a si mismo. Yo le admiro mucho. Precisamente ayer, viendo una adaptación suya a una serie que recomiendo mucho, Mr. Mercedes, le vi en la misma a través de un cameo. Era un cocinero tumbado sobre una repisa con un cuchillo en la garganta… jajaja… me dejó loca…

      • Reply Esther Magar 13 octubre, 2017 at 9:10

        En la película ‘Maximum Overdrive’ , que él mismo dirigió y que es malísima, es la primera persona que aparece: va a sacar dinero de un cajero automático y este le ataca. No sé si hace cameos en otras adaptaciones de sus novelas.

  • Reply A. M. Vozmediano 12 octubre, 2017 at 10:27

    Estupenda reseña, MJ. Me ha resultado curiosa porque a mí me pasó algo parecido con “It”. La leí por primera vez hace unos meses, pero lo había intentado en otras ocasiones y siempre había desistido. Me echado para atrás su desaforada longitud, y tenía otros libros en la lista de espera que ganaron la partida. Reconozco que, cuando me sumergí en la historia, la devoré. O fue la historia la que me devoró a mí, no estoy seguro. La descripción del entorno y, sobre todo, la construcción de los personajes, me parecieron magistrales, como para estudiarlas como ejemplo paradigmático en los cursos de escritura. King es un maestro en eso, claro, pero en “It” se sale de cualquier escala.

    También estoy de acuerdo en que escribe lo que le da la real gana y que a veces se le va la olla. Ambas características constituyen una mezcla explosiva, y solo así puede surgir un final como el de “It” (que tiene legiones de detractores, cosa que no me extraña). El mismo King reconoce (creo que en “Mientras escribo”) que muchas de sus obras de los años 80 están fuertemente influenciadas por las adiciones a sustancias de todo tipo que tenía en aquel entonces, y que algunas de sus novelas, como “Cujo”o “Los Tommynockers”, ni siquiera recuerda haberlas escrito. Así que, sí, creo que podemos decir sin temor a equivocarnos que a King se le ha ido la olla en más de una ocasión. ¡Por suerte para nosotros!

    • Reply MJ 12 octubre, 2017 at 10:59

      Sí, leí “Mientras Escribo” de King y creo que fue concretamente Cujo la que no recuerda haber escrito… Decía que estaba tan drogado y bebido que, aún a día de hoy, no recuerda haberlo hecho. Me parece inquietante pensar como has podido escribir un buen libro sin saberlo, creo que en el fondo es algo “tan King”.
      Los personajes no los olvidaré nunca, me recuerdan mucho a su relato corto “The body” en el que se basaron para la película “Cuenta conmigo” y también a los niños de “Corazones en la Atlantida”. Creo que King tenía un grupo de amigos de pequeño, he visto algunas fotos en blanco y negro y si me dices que son los niños de una de sus novelas me lo creo.
      Yo soy una enamorada de King. Siento mucho que su cabeza debe ser un hervidero y muy, muy compleja. Y yo me siento así. No tomo drogas ni alcohol pero tampoco me hace falta para que sea así… jajaja…

      Muchas gracias por tu opinión, me parece muy enriquecedora.

      Un saludo!

  • Reply Silvia Martínez-Markus 12 octubre, 2017 at 19:25

    Gracias, una entrada muy completa. No sé si leeré It ahora mismo. King a veces me produce un desasosiego terrible.
    La recomendaré a mis compañeros de máster de escritura.

  • Reply Carlos del Río 13 octubre, 2017 at 9:57

    ¡Qué bien analizada está “It”! Enhorabuena, MJ.

    Yo la leí por primera vez con 14 años, tardé como 6 meses, y me encantó. Quise leerla de nuevo de adulto, hace diez, y la dejé cuando había leído tres cuartas partes. No podía con tantas historias que se iban por las ramas, con tanta presentación de personajes y con tanto ataque de Pennywise. Y ahora, tras haber visto la peli, que me gustó, quiero volver a leerla, simplemente dejándome llevar por la historia.

    Un saludo.

  • Reply Luisa García 13 octubre, 2017 at 11:55

    Recuerdo mi época de instituto calculando el tiempo de estudio y ocio para leer las historias de King. Siempre me parecieron totalmente diferente a todo lo demás. Era como ir a la biblioteca y sentir que estaba dividida en una parte de King y todo lo demás. Mi preferido, Salem’s lot. Lo leí no se cuantas veces. También leí It y cambió mi forma de ver a los pallasos por completo. Muy buena entrada M. José. Me ha entrado ganas de volver a leerlo.

  • Deja tu comentario