Consejos escritores noveles

7 Dudas de escritores noveles sobre promoción y legalidad respondidas por escritores con tablas

30 noviembre, 2017
Dudas de escritores noveles sobre promoción y legalidad

Esta semana te presento la última entrega de la serie: 7 dudas de escritores noveles sobre promoción y legalidad respondidas por 13 escritores con tablas.

Creo que de nada sirve que publiques un libro si nadie lo lee. Y nadie lo leerá si no lo conoce. Veo a gente que publica para vender a sus amigos y familiares. En mi humilde opinión, creo que ellos se pueden ver un tanto "forzados" a comprarlo. Destrozar la ilusión de una pobre escritora, con su enorme sonrisa mientras acaricia su tan preciado libro, no creo que sea plato de buen gusto. De hecho, creo que algunas editoriales "fantasma" viven de esas pequeñas tiradas y se aprovechan de la buena fé de esas personas. Pero eso, es otra historia.

Otro tema que he abarcado en este post es la legalidad. Cuando vendes tu libro... ¿cómo se declaran esas ventas? Es una duda que creo que no tiene fácil solución y que dependerá de la persona con la que consultes. La ley, en ocasiones, es interpretable. Pero espero que, tras leer este artículo, puedas obtener algo de luz al respecto.

Antes de nada os dejo los cuatro artículos de la serie por si queréis entrar en materia:

7 Dudas de escritores noveles sobre PROMOCIÓN Y LEGALIDAD, respondidas por escritores con tablas

En esta última entrega quiero volver a agradecer a todos los escritores que decidieron formar parte de esta iniciativa. Sé que su tiempo es escaso y mediante estas entradas han podido ayudar a escritores noveles como yo. Espero que si te has sentido perdido o solo, piensas que emplear tu tiempo en escribir no te lleva a nada o has pensado algunas veces en tirar la toalla esta serie de entradas te haya provocado un respiro de aire fresco y de ánimo para seguir adelante.

Y ahora vamos al lío.

"¿Cómo compaginar escritura y promoción de manera equilibrada?" (Esther Morera)

Yo creo que el equilibrio está un 50%: si tienes una hora al día, dedica la mitad a escribir y la mitad al blog y a las redes. Como media hora cunde poco tanto en una cosa como en la otra, te aconsejo que, si tienes poco tiempo, te agrupes en un día las tareas del blog y ese día no escribas ficción, sino el post del blog. 

Para las redes sociales, lo ideal es programarlas en Buffer o Hootsuite una vez a la semana y luego dedicar 10 minutos al día a contestar notificaciones. 

El equilibrio está en la organización de tareas. 

Ana_Molpe2
Ana González Duque
Escritora

"¿A qué concursos o certámenes literarios te presentarías para lograr algo de repercusión?" (María José Alfonso Bartolome)

Si quisiera repercusión mediante galardones literarios intentaría ganar todos los concursos que se crucen en mi camino, independiente de si son reconocidos o no, ya que es bien sabido que pueden ser útiles al momento de empezar a publicar, cuando se es inédito, o para ampliar el horizonte de lectores cuando ya se es publicado.

Hubo un periodo de tiempo, creo que en mis inicios, en el que participaba de cuanto concurso de relatos había en internet. Gracias a que no me detenía a pensar en el nombre del certamen o en la premiación, quedé finalista en varios y gané uno (sí, solo uno y no estoy seguro de si me hizo alguito famoso). Con el paso del tiempo aquel furor por los concursos fue disminuyendo y en la actualidad poco o nada participo. Si quieres comprobar que hablo en serio te invito a echar un ojo a mi perfil.

Creo que los galardones literarios son referencias en la hoja de vida, que sumado a la calidad del escritor, aumentan las probabilidades de ser publicados o al menos leídos. Por lo tanto, para no alargarme y seguir dando vueltas, he aquí los cuatro concursos que, desde mi humilde parecer, pueden ser un efectivo trampolín y una buena fuente de dinerillo (no me critiques, Roberto Bolaños vivió de ganar concursos): el Premio Planeta de Novela, el Premio Alfaguara de Novela, el Premio Ignotus y el Hispanoamericano de cuento Gabriel García Márquez.

Considero que la lista puede variar dependiendo del género en que se escriba y de si se es escritor de novela o relato, entre otros.

Piper_Valca
Piper Valca
Escritor

"¿Con cuánto tiempo de antelación debe empezar la promoción (online, en este caso) de una novela? Me refiero a empezar a promocionarla antes de publicarla" (Manuela Parrondo)

 Lo ideal es empezar a remover el avispero tres meses antes. Elegir un hashtag y empezar a hablar del libro en redes contando cómo va. A los dos meses antes del lanzamiento, se enseña la portada. El momento de empezar a mover un booktrailer y hacer una oferta en preventa es en el mes antes de que salga. Ahí también empezaríamos a promocionarlo en el blog y en nuestra newsletter.

Ana_Molpe2
Ana González Duque
Escritora

"Se me ocurre algo interesante: ¿qué importa más, en el actual mundo virtual en que vivimos, el autor o su obra? O dicho de otro modo: ¿en qué medida debemos entender la obra como algo independiente (como opinaba Roland Barthes) y en qué medida el autor se convierte en producto? Creo que actualmente se están perdiendo las barreras entre una actitud y la otra. " (Gabriel Romero de Ávila)

Una obra no puede entenderse como algo independiente. En el ensayo La muerte del autor, de Roland Barthes (al que probablemente hace referencia quien formula la pregunta), se postula que la explicación de la escritura no debe buscarse en el autor. Lo escrito adquiere sentido en la lectura. Cada persona que lee el texto lo reinterpreta y lo multiplica. Por eso, más que el autor, importa el lector. Una obra metida en un cajón (o un disco duro) u olvidada en un catálogo no llega a alcanzar su plenitud.

Por otra parte, el mundo virtual favorece el anonimato. Hay autores independientes que han vendido mucho (por ejemplo, Enrique Laso) y firman algunos libros con seudónimo y otros con su nombre real. Otros escritores son conocidos solo por sus seudónimos y poco sabemos de ellos aparte de lo que comparten en los textos que publican.

Conceptos como "marca personal" y "plataforma de autor" pueden sugerir que el autor se esté convirtiendo (o pretenda convertirse) en un producto, pero yo no lo veo así. Tales conceptos refuerzan el carácter de un autor como representante de una unidad: el conjunto de una obra con sus propios lectores. Para quienes aspiran a una carrera a largo plazo, lo más conveniente es crear un catálogo e ir publicando con regularidad. Tal objetivo es mucho más fácil de alcanzar cuando el autor se posiciona como un pater familias, con un nombre, un estilo y unos valores, en vez de dejar que cada uno de sus libros "se encamine solo" como un vástago abandonado.

Pasando a lo práctico: en el mundo actual, el autor debe dar la cara (aunque solo sea en su rol de escritor), cuidar cada una de las obras que publique y preocuparse por conseguir lectores.

Valentina-Treneau
Valentina Truneanu
Escritora, licenciada en Letras y maquetadora de libros electrónicos e impresos

"Para la mayoría de nosotros el sustento proviene de trabajo o somos autónomos, ¿cómo se pueden (deben) declarar los ingresos por nuestros libros" (Manuela Parrondo)

Esta pregunta habría que hacerla a un gestor experto en fiscalidad. El problema es que los ingresos derivados de la venta de la autoedición tienen una particularidad muy compleja. Por un lado, son emitidos por entidades internacionales (Amazon) y por otro lado son cantidades muy pequeñas. Amazon paga desde cada pais, es decir, si vendes un mes un libro en amazon USA, dos en Amazon FR, cuatro en Amazon JP, recibes tres transferencias de cada país. Lo importante es que hay que entender que si una persona NO es autónoma y no espera facturar al año -sumándolo todo- más del SMI, no necesita hacerse autónomo. Se pueden declarar esos ingresos como actividad profesional en la declaración de la renta sin mayor problema. Si preguntas a un asesor, o incluso en hacienda, encontrarás gente que te diga mas o menos lo mismo que yo y otros que no, e insistirán que hay que darse de alta como autónomo para evitar problemas.

Teniendo en cuenta que la cuota de autonomo es de unos 260€ mensuales, es casi imposible ganarse la vida como escritor independiente vendiendo por Amazon, a no ser que seas un superventas y tengas muchos libros publicados, ya que además de los gastos de SS, tendrás que probablemente, pedir ayuda a un gestor para que te ayude con los papeles (declaraciones trimestrales, anuales, y otros). Mi consejo es que si vas a empezar, no te hagas autónomo ni te calientes la cabeza pensando en eso. No es por desanimarte, pero puede que después de que publiques tu libro en Amazon y esté un año en venta solo saques 200€ o 300€. Con tal de que declares esos ingresos en la renta, es muy difícil que tengas un problema con hacienda.

En el caso de que tengas un contrato con una editorial y te haga un adelanto, y seas una persona a la que le gusta hacerlo todo legal, una opción intermedia y perfectamente válida es darse de alta como autónomo un solo mes al año, facturar todo ese mes y después darte de baja. Puedes hablar con tu editorial y decirle que cuando te vaya a pagar los royalties lo haga anualmente (es lo normal, según tengo entendido) y de esa manera puedes darte de alta como autónomo un solo mes, facturándolo todo ese mismo mes. En la misma factura puedes meter otros conceptos. Esto en el caso de Amazon no valdría, pero si en el caso de otros sitios interesantes para autores autopublicados, como LEKTU, que permite decidir en que punto quieres "hacer caja".

Nicholas
Nicholas Avedon
Escritor

"¿De qué puede vivir un escritor cuando no está escribiendo libros (algo viable y realista, claro?" (Noe Velasco)

Pues me viene muy bien esta pregunta porque justo ahora saco mi curso de monetización de blogs jajajaja. El curso entero es la respuesta a la pregunta de Noa. Depende del escritor, de sus fortalezas y de sus debilidades y, sobre todo, del tiempo que tenga para montarlo y del empeño que le ponga en que salga para delante. 

Un escritor siempre ha vivido de su catálogo, pero también ha complementado esos ingresos con cosas relacionadas con la literatura para asegurar los tiempos de vacas flacas: cursos, conferencias, artículos, etc. 

Internet lo pone mucho más fácil porque muchos de los ingresos son pasivos: infoproductos, afiliados, etc. 

Ana_Molpe
Ana González Duque
Escritora

"¿En qué momento podré cambiar mi actual coche por un Ferrari y dejar propinas de más de 2€ en restaurantes?" (David Generoso)

Estimado David, dado tu apellido, entiendo que te inquiete esta pregunta.

Si aprendes inglés a nivel bilingüe o te gastas una pasta en traductores, y tienes suerte y pegas un pelotazo en el mercado angloparlante (aunque tienes más probabilidades de que te caiga un meteorito en lo alto o de que te toque la lotería) puede que cumplas tu sueño.

Pero si publicas en español, creo que tardarás un pelín más en poder dar rienda suelta a tu generosidad...

RRLopez
R.R. López
Escritor y técnico en desarrollo rural

Hasta aquí la serie de artículos "Dudas de escritores noveles respondidas por escritores con tablas". Vuelvo a dar las gracias a los escritores y espero poder colaborar con ellos muchas más veces. Ha sido todo un placer.

¿Alguna duda que te ha quedado pendiente? Déjala en los comentarios y veré que puedo hacer.

Escritores participantes en esta serie de 4 entradas.

You Might Also Like

3 Comentarios

  • Reply A. M. Vozmediano 1 diciembre, 2017 at 17:29

    Muy interesante de nuevo, MJ, a pesar de la decepción que nos hemos llevado con el Ferrari. Gracias por el curro que te has pegado recopilando y organizando todas estas respuestas.

  • Reply Marian Ruiz Garrido 3 diciembre, 2017 at 12:08

    Hola, MJ: este post es magnífico, como el anterior. ¡Enhorabuena por tu trabajo! Me pregunto si los escritores avezados han conquistado de una vez por todas ese equilibrio tan deseable entre devoción y obligaciones marketinianas o si hay días en que se les viene abajo y todo acaba enredado. El curro es monumental.
    Quiero añadir, aunque nada tenga que ver con este artículo, que te he solicitado amistad por Fb sin haber leído un comentario tuyo donde dices que es solo para amigos y familiares. Discúlpame. El caso es que quería hacerte llegar algo y no sé cómo. Tú me dirás.

    Un abrazo literario.

  • Reply H. Sanda 12 diciembre, 2017 at 0:29

    ¡Muy interesante!

  • Deja tu comentario