Cómo ser escritor

Adopta una autora: 47 preguntas y 1 test a Arantxa Rufo

30 mayo, 2017

Me puse en contacto con Arantxa Rufo para que formase parte de esta iniciativa, Adopta una autora, después de verla discurrir por Twitter. Me parecía una chica muy resuelta y agradable que había publicado su primer libro, En el Punto de Mira. Primero vi las reseñas del mismo en Amazon, no quería leer un libro por obligación que no me llamara la atención o que me aburriese como una ostra. Y todas sus reseñas eran muy buenas. Así que le hice esta proposición “decente” y aceptó. Aquí parte del resultado, más adelante otras entradas para hablar más en profundidad de su libro.

 

Sobre Arantxa Rufo

¿Cómo surgió tu vocación de escritor? ¿Es algo que has hecho durante toda tu vida?

Sí, escribo desde que puedo recordar. Toda mi infancia la pasé leyendo y supongo que es normal que surgiera el instinto de escribir mis propias historias y novelar mi mundo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu faceta como escritor? ¿Lo que menos?

Escribir es un acto mágico, sobre todo al principio, cuando dejas salir lo que hay dentro y no te preocupas de estilo ni correcciones. Te aíslas del mundo y te aleja de la realidad, cosa que yo, al menos, necesito con frecuencia.

Lo que menos me gusta es lo que viene después, cuando tienes que revisar lo escrito y corregir con el lector en mente y surgen las dudas. ¿Está bien? ¿Se entiende? ¿Está bien escrito? ¿Dice lo que yo quiero? Ese miedo a estar escribiendo una basura puede conmigo

¿Qué autores son tu fuente de inspiración?

Difícil pregunta. No puedo decir que un autor me inspire exactamente, pero sí hay escritores o libros que, cuando los he leído, me han dado ganas de sentarme a escribir. Me pasa con Stephen King en general, y con Lee Child, dentro de mi estilo. Me da muchas ideas.

¿Cuáles son tus géneros preferidos para escribir?

Creo que el género con el que me siento más identificada o más cómoda es el thriller. Me gusta porque siento que puede abarcar distintos ritmos y distintos enfoques de una misma historia.

¿Te dedicas profesionalmente a la escritura? ¿Tienes otro trabajo? ¿Cómo los compaginas?

¡Qué más quisiera yo! No, profesionalmente me dedico a la informática. ¿Cómo compagino las dos cosas? Como el 90% de los escritores actuales, que no podemos vivir de esto: cuando salgo de trabajar, me pongo a escribir. Es más fácil compaginar la escritura y el trabajo que la escritura y la familia, que no tienen horarios fijos

 

Cómo escribes

¿Cómo es tu proceso de escritura mientras trabajas en un libro?

Soy muy anárquica y sigo todos los pasos que se dice que no hay que seguir. Soy lo que llaman escritora de brújula, es decir que me muevo por la historia sabiendo hacia dónde voy pero no cómo llegar, por lo que me encuentro corrigiendo y repasando continuamente. Además reviso una y otra vez y me documento a medida que avanzo. Todo mal, en resumen, pero es como funciono mejor. De otra manera me aburro de la historia enseguida y la dejo a mitad.

¿Cómo son tus jornadas de escritura?

Intento trabajar un mínimo de dos horas diarias, si puedo, y no es igual cuando escribo un primer borrador que cuando empiezo con las revisiones. El primer borrador lo escribo todo seguido, anotando los datos para los que tendré que documentarme, correcciones que veo que tengo que hacer, etc. En las revisiones llevo a cabo estas correcciones, la documentación, y reviso y reviso y cambio, y vuelvo atrás…

¿En qué lugar físico escribes?

La primera escritura la suelo hacer a mano, en la terraza si el tiempo acompaña o en un sillón… algún sitio donde esté cómoda, pero lejos del ordenador y del móvil. Para las revisiones ya me paso al ordenador, en un pequeño rincón de la casa que tengo acondicionado como despacho.

¿Cuáles son tus mayores dificultades?

La inseguridad. Cuando empiezo a revisar, todo me parece horrible, y así no hay quien avance. Cada frase quiero corregirla mil veces, y cuando estoy contenta con ella no me gusta el resto del párrafo. Tengo que trabajar en eso.

¿Hay algún libro que hayas empezado a escribir y hayas dejado a medias?

Tropecientos. Tengo un cajón lleno de novelas a medio escribir, pero no las abandono del todo, solo están a la espera de que llegue su momento.

¿Quiénes son tus lectores 0?

Mis primeros lectores fueron un grupo de amigos y compañeros de trabajo, pero les di el libro una vez publicado, no antes. Para las opiniones antes de la publicación contraté a la empresa Lector Cero para que me realizara un informe de lectura. Quería una opinión profesional, y no la de amigos que me dijeran lo que yo quería oír.

¿Cómo corriges y revisas tus textos?

Mil veces. Primero desde el principio hasta el final, luego una lectura seguida para ver si todo está coherente y bien explicado, sin errores; luego, si tengo varios puntos de vista, reviso cada uno de ellos de manera independiente para hilar el estilo propio de cada personaje y centrarme en él. Luego, otra vez, desde el principio…

 

En el punto de mira escribiendo…

¿De dónde vino tu fuente de inspiración?

No es bonito confesar esto, pero lo cierto es que hubo un momento en mi vida en que de verdad quise matar a alguien. Fue tanta la intensidad de la rabia que sentía hacia esa persona que fantaseaba día y noche con la idea, hasta que decidí plasmarlo en papel porque, si no, podía acabar en la cárcel.

¿Cuánto tiempo tardaste, desde que escribiste la primera palabra hasta que pusiste la palabra fin, en escribirlo?

En total fueron unos 7 años, pero que nadie se asuste que no fueron seguidos. Hubo muchas épocas de parón, de escribir otras cosas, de no escribir nada… No me lo tomé muy en serio hasta que empecé a estar contenta con el resultado, y ahí fue cuando me puse las pilas.

¿Cuál es tu personaje preferido de la novela?

Kathleen, claro. Me encanta su manera de ser, su sangre fría, su pasión… También siento cierta debilidad por Veyron, un personaje secundario con una actitud que me robó el corazoncito

¿Tiene el libro alguna parte inspirada en tus vivencias?

¡Toda mi experiencia como asesina a sueldo, claro! No, lo único que puede inspirarse en mis vivencias es la parte que refiere a la informática, el funcionamiento de las empresas, los informáticos, etc.

¿Cuál fue tu mayor logro, por el que te sientes más orgullosa durante el proceso de escritura?

¡Terminarlo! Mi primer libro, sin tomármelo muy en serio, sin tener ni idea de lo que estaba haciendo, lograr terminarlo y que haya recibido las buenas críticas que tiene es algo que me hace sentir muy orgullosa.

¿En algún momento pensaste en tirar la toalla?

Cada día. Ya te hablé antes de mi inseguridad, ¿verdad? Pues eso.

¿Qué sentiste al escribir la última palabra? ¿Cuál fue?

¡Qué buena pregunta! No tengo ni idea de cuál fue la última palabra, seguramente alguna tontería tipo sustituir un “que” por un “qué” en la revisión número 5000. Di la novela terminada por agotamiento, ya no podía más con ella y habíamos llegado a un punto en que era ella o yo. La dejé ir tal y como estuviera, y lo que sentí fue alivio. Ya. Por fin.

En el punto de mira publicación…

¿Por qué decidiste que tu primer libro publicado sería “En el punto de mira” y no otro?

Bueno, básicamente porque fue el primero que terminé.

¿Qué tipo de publicación has elegido (editorial, autopublicación, híbrida…) y que pasos diste para conseguirlo?

Me decanté por la autopublicación porque, como he dicho, ya no aguantaba más la historia de En el punto de mira. Me habían hecho un informe diciendo que valía la pena publicarlo y decidí hacerlo lo más rápido posible. Solo quería pasar página, y la idea de pasarme meses (o años) de puerta en puerta mientras se pudría en un cajón me dolía en el alma. Así que me metí en Internet para averiguar cómo se hacía y me dediqué a ello. Como no tenía mucho presupuesto hice yo misma la portada, la maquetación… Fue todo un trabajo, desde luego, pero sabía que iba a alguna parte así que lo hice con gusto.

¿Cuándo salió al mercado tu primer libro y por qué esa fecha?

Hace casi un año, en julio de 2017. Lo publiqué de cara a participar en el concurso de autores noveles de Amazon, porque sabía que era un momento en el que mucha gente estaría dispuesta a darle una oportunidad al primer libro de un autor desconocido.

¿Cuántos libros has vendido?

¿Me crees si te digo que no lo sé? Al principio miraba las ventas cada día, y cuando uno el número bajaba, me agobiaba un montón, así que dejé de mirarlos. Cada mes me llega el ingreso de Amazon y con eso me quedo contenta de saber que se sigue vendiendo.

¿Cuál crees que fue tu golpe de suerte? ¿Y tu mayor handicap?

Mi golpe de suerte fue encontrar a Lector Cero, la empresa que me hizo el informe de lectura. La manera en que me animaron para publicar fue mucho más allá de lo profesional, y fueron quienes me dieron el valor de dar el salto. El mayor hándicap, supongo que mi falta de experiencia en todo esto. Habré cometido un millón de errores, pero de eso se aprende.

¿Qué volverías a hacer de todo este proceso? ¿Qué no repetirías jamás?

Volver a contar con Lector Cero, por supuesto. Y aunque me gustaría, como a cualquiera, publicar con una editorial grande, no me importaría en absoluto seguir autopublicando, porque tienes el control absoluto de lo que pasa, y eso da mucha tranquilidad. Respecto a lo que no repetiría, no se me ocurre nada, la verdad, no me importaría hacerlo todo otra vez, con la experiencia adquirida y más calma.

¿Cuáles han sido los canales de publicidad para tu novela?

La muevo todo lo que puedo en redes sociales, pero sobre todo me han ayudado los lectores que la han reseñado en sus blogs y comentado en la web de Amazon o Goodreads. El boca a boca es fundamental para los autores autopublicados, pues no tenemos acceso a otros canales masivos como prensa o televisión.

¿Cuál es tu tipo de lector para “En el punto de mira”? ¿Cómo te relacionas con ellos?

Buff, la primera es la pregunta del millón y todavía estoy intentando averiguarlo. Para mi sorpresa he descubierto que gusta a hombres y mujeres, jóvenes y mayores… Aunque sé que las mujeres se sienten más identificadas con la protagonista, por supuesto ¡Bienvenidos sean todos! Mi relación con los lectores es la de cualquier escritor, siempre estoy disponible en las redes sociales y también en mi blog: arantxarufo.com. También he realizado algunas presentaciones y firmas donde me encanta compartir opiniones sobre el libro o cualquier otro tema.

¿Cuál ha sido tu mejor crítica? ¿Cuál ha sido la peor? ¿Cómo llevas este tipo de críticas negativas?

Tengo la suerte de que todas las críticas que he recibido hasta el momento han sido positivas, así que creo que la mejor sería la primera, por la ilusión que me hizo. La realizó Erminda Puig para su blog: Letras Imposibles, y es una persona cuya opinión valoro muchísimo porque tiene unos conocimientos literarios asombrosos.

No puedo decir que haya una mala, pero sí hubo una que comentaba que no le gustaba la historia de amor que aparece en el libro porque no le resultaba creíble. Aunque lo expresaba  de una forma muy respetuosa, lo cierto es que me dolió. Tengo que hacerme más dura porque sé que llegaran críticas peores tarde o temprano.

¿Por qué leer tu libro? ¿Qué encontraremos que nos llevará hasta la última página?

Te voy a responder con lo que me han contado los lectores: dicen que es una historia trepidante, que te obliga a pasar una página tras otra porque necesitas saber quién gana y no quieres que pierda ninguno, dicen que les ha gustado porque tiene un poco de todo: intriga, acción, amor, misterio…

¿Dónde se puede encontrar tu libro?

Ahora mismo el libro está en Amazon, tanto en formato digital como en papel, y también en librerías de Tenerife. Por desgracia, no llego a más distribución que esa.

El futuro

¿Cuál sería para ti el mayor logro a conseguir con “En el punto de mira”?

Que dentro de unos años ese fuera el primero de muchos. No pido más, solo seguir escribiendo y publicando uno tras otro. Es lo que me haría feliz.

¿Crees que se puede vivir de ser escritor? ¿Tienes pensado dedicarte a ello profesionalmente?

Bueno, todos sabemos que hay gente que lo consigue, así que poderse se puede, pero no es nada fácil. Hace falta que se cumplan un millón de factores y el más importante es la suerte, así que es mejor no contar con ello. ¿Me gustaría? Por supuesto, aunque también supongo que añade una presión enorme si dependes de las ventas para llegar a fin de mes. Pero sí, me encantaría, y ojalá pueda hacerlo algún día.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Ahora mismo estoy en pleno proceso de revisión de mi segundo libro. Luego tendré que revisarlo otra vez, y otra vez, y otra vez, hasta que ya no pueda más, como ocurrió con el primero. Entre eso y el blog me tienen absorbida.

¿Qué consejos les darías a aquellas personas con ilusión por escribir y publicar su primer libro pero que no saben por donde empezar?

Antes de escribir, leer. Leer mucho y de todos los estilos posibles. Luego, con el libro ya escrito, lo mejor es consultar con un profesional que te diga los puntos fuertes y lo que debes mejorar. Lanzarse a publicar sin esa referencia puede ser un desastre.

 

 


Arantxa Rufo
arantxarufo.com

     1. Sobre mí.

Nací en Madrid en 1979 aunque mi familia se trasladó enseguida a Tenerife, donde he vivido desde entonces excepto los años de universidad, que regresé a Madrid. Estudié imagen y sonido, pero trabajo como informática. Publiqué el año pasado mi primer libro Si quieres saber más sobre mi pincha aquí.

     2. Sobre mis libros.

Mi primera novela es En el punto de mira. Si quieres puedes leer las primeras hojas pinchando en la portada y si te ha gustado comprarla en Amazon.

guía de supervivencia del escritor novel

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply Emma Sagen 30 mayo, 2017 at 12:40

    ¡Qué entrevista más chula! Me siento reflejada en mucho aspectos, qué lástima que lo mio no pudiera ser. Un placer conocer a Arantxa 🙂

  • Reply Adella Brac 2 junio, 2017 at 9:48

    La verdad es que leo todas las entrevistas a escritores que veo, pero esta me ha encantado especialmente 🙂
    ¡Gracias por descubrirme a esta autora! 🙂
    ¡Un saludo!

  • Deja tu comentario