Consejos escritores noveles

Cómo autopublicar un libro: 8 pasos imprescindibles con datos reales de un escritor autopulicado

11 octubre, 2018
Autopublicar un libro

En la red hay muchos, quizás demasiados artículos sobre cómo autopublicar un libro, y lo que es peor, todos parece que dicen lo mismo. Me gustaría dar mi visión personal para ayudar a todos los que estaban como yo hace tres años hablando sobre todo de mi experiencia personal.

La autopublicación salvó mi afición a escribir. Llevo escribiendo, de forma intermitente bastantes años, pero nunca tan en serio como para empeñarme en publicar algo. Todos, seamos del tipo de escritor que seamos, necesitamos ponernos objetivos, metas. La primera meta del escritor debería ser terminar algo, sea un cuento, o una novela y la segunda meta es que alguien lea lo que escribes. No creo que haya mucha discrepancia en esto. Ni siquiera pretendo ir tan lejos como aquello que dijo García Márquez: “Escribo porque quiero que me quieran”.

Cuando autopubliqué mi primera novela “11,4 sueños luz” me dije una cosa a mí mismo: “si nadie la lee, o si la gente dice que es mala, me olvidaré del tema de escribir”. Pero me llevé una sorpresa. Sin la posibilidad de llegar a esos lectores, quizás nunca la hubiera terminado ni escrito la continuación. Hubiera abandonado, tarde o temprano, ignorando que había lectores en todo el mundo que estaban deseando leer lo que escribía. La autopublicación siempre ha existido, pero la combinación de internet y los ebooks la ha llevado a otra escala.

La autopublicación puede ayudarte a lograr ambas metas: que alguien lea lo que escribes y que comprometas a terminar lo que has empezado.

Antes de seguir hablando y dando consejos, debería hablarte un poco más de mi. Escribo con el pseudónimo de Nicholas Avedon y he autopublicado dos novelas: “11,4 sueños luz” (2016),  “Lágrimas negras de Brin” (2018), así como un libro de relatos “Histerias ficticias” (2016) y estoy a punto de autopublicar un ensayo sobre la paternidad y un libro ilustrado infantil. También tengo experiencia editorial, me han publicado un ensayo en una editorial tradicional, con mi nombre real.

Una cosa que no vas a ver en casi ningún artículo sobre cómo autopublicar un libro son cifras. En tres años de vida de mi primera novela, “11,4 sueños luz” calculo que ha tenido entre 5,000 y 6,000 lectores aproximados, en diferentes plataformas y diferentes medios. Puedes contrastar estas cifras con mis reviews en Goodreads y Amazon. Por si no te has dado cuenta del detalle, hablo de lectores, no de libros vendidos. Es un detalle absolutamente esencial, y si sigues leyendo, espero que entiendas por ti mismo el porqué. Otro aspecto relevante es que en tres años que llevo en esto de la autopublicación, mi relación de inversión / ventas sigue siendo negativa, es decir, he gastado más dinero del que he recuperado en forma de ventas, aunque sea apenas por un 30%.

Una vía alternativa

Es cierto que el trabajo de un buen editor es esencial para pulir el texto y para hacer que éste, una vez publicado llegue a miles de personas. Pero ¿cómo llegar a las manos de un buen editor? Esa pregunta es difícil de contestar y no seré yo quien la resuelva. No voy a poner en duda que editar con una editorial es algo bueno, voy a hablar de que autopublicar no es sólo una opción de aquellos que no pueden editar, sino una vía alternativa, y voy a dar explicar porqué.

La autopublicación me permitió tener lectores fuera de mi círculo de familia, conocidos y amigos. Una vez iniciado este proceso, cualquier otra pega que se le pueda poner queda atrás, como un tipo molesto gritándonos desde el retrovisor, cada vez más pequeño e insignificante. La carrera del escritor, es una carrera de obstáculos, y la primera, somos nosotros. Creo que todos los escritores somos por definición, perfeccionistas y exigentes y nos aterroriza pensar en que lo que hacemos no sea lo suficientemente bueno, por eso todos nos autosaboteamos. El salto de autopublicar un libro, aunque no sea la novela que cambie la vida de nadie, nos hará dar siguientes pasos. La mayoría de escritores tienen en su haber al menos una docena de títulos, si no treinta o más. El caso de Henry Miller debería valernos de ejemplo de lo que estoy diciendo. Escribió “Polla loca” cuando empezaba, y luego volvió a escribir la misma historia cuando su estilo ya desarrollado le había convertido en un monstruo de la literatura, en “Trópico de Cáncer”. La autopublicación nos sirve como una forma de evolucionar como escritor, teniendo al alcance un público que no tendríamos de tener que pasar por el filtro editorial, que como todos sabemos se equivoca muchas veces.

Con el tiempo he conocido otros escritores, algunos de ellos no creían en la autopublicación y otros creían en ella, aunque yo no veía que fueran a encajar muy bien. No todos los escritores valen para la autopublicación: por una excesiva obsesión por el perfeccionismo, por falta de conocimiento técnico -y la incapacidad de aprender- y sobre todo, por no ser capaz de aceptar que implica convertirse en muchas más cosas que un escritor.

Para poder autopublicar un libro uno tiene que asumir que, independientemente de la calidad literaria que tenga, va a competir en un mercado ultracompetitivo. Esto significa que sí o sí, un autor autoeditado tiene que jugar a las mismas reglas que todos los demás y tiene que hacerse un hueco en el mercado. Hay que aprender mucho de marketing y dedicarle mucho tiempo a estos menesteres. Si odias el marketing, no te recomiendo la autoedición. Si eres de esos que necesita hacer las cosas por sí mismo, a su manera, sin restricciones ni límites, si crees en tí mismo y te gusta el riesgo y las aventuras en solitario. Si te gusta aprender cosas nuevas por el placer de hacerlo, entonces, puede que la autopublicación sea tu vía.

La literatura es arte, pero también es parte de un mercado. Un obra obra literaria también es un producto. Esta dualidad arte/mercado hace que muchos no puedan estar a gusto.

Es cierto que cada vez hay más autores que autopublican y tienen éxito en ventas. Es cierto que el fenómeno es creciente y que en EEUU existen autores que no quieren publicar con medios tradicionales pese a tener buenas ofertas. Ninguno de esos autores se limita a escribir, sino que se ha convertido en un experto en marketing de un producto muy singular: venderse a sí mismo como autores. Esos autores piensan a largo plazo, en su carrera como escritor y en que cada libro que escriben es un activo a largo plazo. Existen muchas estrategias y no hay que olvidar que muchos autores autoeditados ya eran expertos en marketing antes de meterse a autopublicar, como Enrique Laso.  Aún así todos ellos han ido aprendiendo cosas nuevas por el camino. Si no estás dispuesto, no pierdas el tiempo, sin marketing, no llegarás a tus lectores, por muy bueno que sea el libro. Quizás seas la excepción que cumple la regla. Quizás seas el nuevo Cervantes del siglo XXI y escribas un día un artículo sobre los malos consejos que recibiste, ójala me equivoque, pero creo que no debe haber nada más desolador que estar trabajando años para terminar un libro y que no lo lea absolutamente nadie. Todos los escritores necesitamos que nos lean. Todos. Miéntete si quieres, pero esta teoría no es mía, sino de gente que murió hace siglos.

Autopublicar un libro no es pagar para que alguien maquete y suba tu libro a Amazon. Por muy bien que escribas es prácticamente imposible que nadie lea tu libro si te limitas a colgarlo y a esperar a que te lluevan lectores. Sencillamente no va a ocurrir.

Ninguna editorial logra vender libros sin un esfuerzo de marketing. De hecho nadie logra vender nada sin un esfuerzo de marketing, sobre todo si hablamos de un mercado, como el editorial, en el que hay un exceso de oferta (libros publicados) y una demanda cada vez más sofisticada y segmentada. El marketing va muchísimo más allá que rematar un producto, ponerlo en una plataforma de venta y pagar publicidad en un par de medios. Si dices que odias el marketing y es ese tu concepto de marketing, igual que es realmente no sabes en qué consiste el marketing. El marketing también tiene una parte importantísima de creatividad, pasión, obsesión por el detalle y talento. Hay disciplinas del marketing estrechamente ligadas con lo literario, como el copywritting. Si eres buen escritor, deberías, por tu propia naturaleza, ser bueno con el marketing.

Lo siento si esperabas oír otro tipo de discurso, más cercano al arte de la literatura y al alma de los autores. Estamos hablando de cómo lograr que tu libro tenga lectores. No estamos siquiera hablando de como ganar dinero, solo de que tu libro llegue a los lectores. Podrías pensar que si lo regalas sería fácil tenerlos y que no hay que romperse tanto la cabeza, pero tampoco. Ni siquiera regalar tu libro garantizará que tenga lectores.

autopublicar un libro

Autopublicar tu libro en ocho pasos imprescindibles.

Vamos a suponer que ya tienes un manuscrito y que quieres plantearte autopublicar. Te voy a decir cuanto te vas a tener que gastar como mínimo y que tareas son absolutamente esenciales tener en cuenta.

La corrección

Quizás la más importante. Hay muchos escritores que todavía no lo tienen claro, o directamente lo niegan, pero es un hecho. Todo escritor necesita un corrector. Bien sea ortotipográfico o de estilo, pero necesita uno. No creas que eres el único escritor de la historia capaz de corregirse su propio libro.

Ningún lector decente (de los que se toman tiempo para poner una reseña) leerá tu libro si tienes faltas de ortografía, te comes palabras o construyes mal tus frases. Un libro con errores en sus primera páginas, no funcionará. Esta es quizás una de esas reglas de oro que deberías asumir sin patalear: necesitas un corrector profesional.

Necesitas pagar a un corrector profesional, alguien que te cobre por ello y tenga experiencia previa. Para un libro de 300 páginas prepara entre 300 y 400 euros. Asúmelo o abandona la vía de la autopublicación. Nada de lo que hagas funcionará si tu libro tiene erratas.

Título, portada y sinopsis

Esa tríada define un porcentaje altísimo de las decisiones de compra o elección de un futuro lector. También, una vez abierto, definirá el alineamiento de las expectativas del lector con lo que hay dentro. Es decir, si no tiene nada que ver el contenido, el lector que haya escogido tu libro lo pondrá a parir porque consideras que lo has engañado. Cada mala reseña es como si hicieras mala publicidad de tu libro, no te puedes permitir ninguna, sobre todo en las primeras.

Puedes encontrar diseñadores en fiverr.com que te hagan una cubierta profesional a partir de una imagen libre de derechos por 50€, y de hecho te recomiendo encarecidamente que pagues por ello. Hay ilustradores que te pueden hacer una buena cubierta personalizada y única desde 200€. Una buena portada no la puede hacer cualquiera. Yo manejo profesionalmente Photoshop desde hace 15 años y tengo buen ojo, ya que he trabajado como fotógrafo profesional, pero no me atreví con mi primera portada. Pagué 35€ por la primera versión de la portada de “11,4 sueños luz” y otros 15€ por las fuentes del diseño original (PSD) y a partir de ahí, la modifiqué un poco a mi gusto.

Antes de ponerte a pensar en cuánto gastar, tendrás que estudiar bien el tipo de portadas que tus lectores esperan encontrar, analiza bien las portadas de otros libros del género y entiende que aunque puedes hacer lo que te da la gana -para eso eres el que decide todo-, quizás no funcione. ¿Quieres ser el más audaz y no tener lectores o prefieres ser más convencional y atraer la atención de la gente que no te conoce?  La mayoría de géneros tienen sus propios cánones acerca de las portadas. Sé inteligente y aprende de como lo han hecho otros, todos creemos ser el más listo y el más innovador, pero el mercado editorial y la literatura llevan casi seis siglos existiendo.

Respecto al título y la sinopsis, me temo que no podrás encontrar a nadie -ni pagando- que lo haga por ti, ese es el trabajo de un buen editor. Tendrás que trabajar sin descanso hasta encontrar un título que atraiga la atención y una sinopsis que transmita al lector lo que va a encontrar dentro. Puede que tengas que cambiarlas varias veces, incluso ya publicado. Puede que incluso la reseña de un lector te sea útil para usarla como parte de la sinopsis, como me pasó a mí. Aprende a ser capaz de juzgar tu trabajo a posteriori y cambiarlo tras reconocer tus errores, porque puedes y debes hacerlo.

Maquetación (ebook)

Maquetar decentemente un ebook hoy dia no es difícil. Con programas como Scrivener (40€)  o Vellum (170€) tú mismo puedes hacerlo, incluso mejor que muchas editoriales. Si solo sabes manejar Word o no te quieres gastar dinero en software, puedes intentar hacer una conversión directa utilizando la propia herramienta online de KDP subiendo tu manuscrito en word.

Si eres de esos que no creen en el libro electrónico, probablemente la autopublicación no es para tí. Muy poca gente compra libros en papel de autores que no conoce de nada, editados pobremente y sin distribución real (no bajo demanda).

Si te consideras inútil con la tecnología, quizás la autopublicación no sea tu camino, siento decírtelo. Un libro no se sube a internet una única vez, yo probablemente haya hecho más de 200 publicaciones diferentes de mi primera novela, no puedes depender de terceras personas para hacer tareas básicas como subir tu libro a Amazon, modificar un detalle de la portada, o cambiar un detalle de la sinopsis en la entrada de la web. Necesitas hacerlo por tí mismo para plasmar tu visión. Puede que necesites que alguien te explique como hacerlo, pero cualquier otra alternativa que pase por un tercero, sencillamente, no es asumible. Necesitas tener el control de todo el proceso.

Maquetación (papel)

Hace no más de una década había profesionales que se dedicaban a esto. Hoy en día ya escasean, porque no es difícil hacer lo que hacían ellos por uno mismo si te tomas la molestia de aprender. Podrás hacerlo con programas como Scrivener, pero la única herramienta verdaderamente profesional es Adobe InDesign. Sin embargo, piensa que los libros autoeditados en Amazon se venden en tapa blanda, no hace falta que sea una edición perfecta, solo legible, pulcra y decente. Con Scrivener e incluso con Word se pueden obtener resultados medianamente aceptables, eso sí, con mucho trabajo detrás, no esperes tener resultados en un par de días, y por supuesto, acepta que estás jugando en una liga inferior a los maquetadores profesionales si no utilizas herramientas de primer orden.

De todos los aspectos técnicos, quizás este sea el que más tiempo me ha llevado aprender. La elección de tipografía, márgenes y detalles de páginas de cubierta, contraportada y demás son algo que se puede aprender, pero que lleva su tiempo. Insisto en lo mismo que antes, es mejor que aprendas a hacerlo tú que pagues a alguien, pues en autopublicación el trabajo no termina jamás. Tendrás que subir una y otra vez tu manuscrito a Amazon: erratas, cambios en la contraportada, mejoras en la edición gracias a comentarios de lectores… el trabajo no acaba jamás. Si dependes de alguien para esa tarea, no tiene sentido que seas un autor autopublicado. De mi novela “11,4 sueños luz” habré subido actualizaciones del manuscrito en papel más de 50 veces.

Amazon

Al principio de los tiempos publiqué mi libro en todas las plataformas digitales del mercado: Amazon, Nook, Casa del libro, iBook store, Google Books, Lektu y otras muchas a través de los agregadores Smashwords y StreetLib. Resultado después de dos años: 85% de las ventas en Amazon.

Ahora solo vendo en Amazon.

Sólo por este consejo deberías invitarme a comer, en serio.

Amazon tiene una plataforma digital (KDP) que te permite vender en formato Ebook y en libro físico de papel. Habrás oído hablar de CreateSpace, que era una empresa que permitía autopublicar tu libro en Papel y que Amazon compró hace años, integrando su tecnología y modelo de negocio en KDP. CreateSpace dejará de existir en poco tiempo, aunque actualmente conviven, te recomendaría que utilices únicamente KDP y te centres en conocer bien su plataforma. Con ellos no necesitarás ni ISBN ni Depósito Legal. Todo podrás hacerlo con ellos.

Con KDP ocurre lo mismo que con la maquetación de ebook y papel: no puedes depender de terceros, es una tarea que tienes que dominar por tí mismo al 100%, si no te ves capaz, inscríbete a algún curso donde te enseñen a manejarlo, pero no renuncies a hacerlo.

Tu web de escritor

Quizás uno de los pocos aspectos hasta ahora en el que puedes opcionalmente contar con ayuda externa. De hecho, si no sabes hacerlo tú, paga para que te lo hagan. Un blog no deja de ser un punto de encuentro entre tu obra y tu público, generalmente en forma de artículos sobre tu visión del mundo. Tendrás que hablar de tus libros, de ti y sobre todo, que sirva para que tus futuros lectores tengan información actualizada sobre nuevas obras, presentaciones, o en qué estás trabajando. Obviamente, tendrás que ser tú el que escriba periódicamente en ella, no puedes delegarlo a otra persona.

Si no eres un manitas, pide ayuda profesional a alguien para que te haga una buena web y te enseñe a publicar contenido en ella. Es complicado dar una cifra, pero estaría en torno a 300€ más los costes anuales por dominio (10€) o hosting (30-50€). Si te haces una web en wordpress.com no necesitarás casi nada, pero tendrás que aprender a hacértelo tú mismo. Lo importante es que es el único escaparate que controlas al 100% así que más te vale que parezca que te lo tomas en serio y no parezca un hobby mal llevado.  

Redes sociales

Odio facebook, con toda mi alma. Instagram me parece una pérdida de tiempo (y eso que me encanta la fotografía) y Twitter es un cometiempo. No te voy a hablar de ellas. Te voy a hablar de Goodreads, la red social de libros, de lectores y también de escritores. Debes tener una cuenta de escritor, y empezar a usarla para reseñar todo aquello que lees. Haz que tu paso por ella debe algo de valor, y poco a poco encontrarás que ganas lectores sólo por tu forma de leer o tu forma de reseñar los libros que lees.

Las valoraciones de tus propias obras en Goodreads atraerán mas que cualquier otra cosa la atención de tus lectores potenciales. Cuida con detalle todas tus entradas en Goodreads. Goodreads, a diferencia de otros círculos donde acabarás moviéndote, es la única red donde hay muchos más lectores que escritores.

Las reseñas

La mejor forma de que alguien conozca lo que escribes es leyendo lo que otros dicen de tí. Tienes que lograr reseñas de tu libro, como sea, tanto en Goodreads como en Amazon, pero para poder llegar a eso tienes que tener gente que compre tu libro ¿cómo se llega a eso?, logrando que blogs hablen de tu libro.

Obviamente muy poca gente va a reseñar un libro pagando por él, así que tendrás que ofrecer tu obra de forma gratuita a esos blogs. Cada blog de reseñas tiene su propia audiencia, deberías ser cuidadoso a la hora de seleccionar los blogs que quieres que reseñen tu obra, y escoger solo aquellos que tienen reseñas del tipo de novela que tu escribes. Currate el email y haz que se note que sabes con quién estás hablando. Valora su tiempo como merece.

Un buen punto de partida es una web llamada “Reseñan Sancho”.

Consejos finales de un escritor autopublicado

Si el camino de un escritor de por sí es solitario y autosuficiente, el de un escritor autopublicado aún lo es más. Sólo sabrás si merece la pena cuando hayas terminado el proceso y recibas comentarios de tus lectores. Te puedo asegurar que merece la pena. Nadie te puede acompañar en ese camino, es un camino único, personal, que nadie puede hacer por tí ya que el único que puede decidir cómo hacerlo eres tú.

Vas a necesitar aprender muchas cosas, y en algunas cosas puntuales tendrás que apoyarte en profesionales, pero llegados a este punto debes entender que el escritor autopublicado es un bicho muy diferente al autor tradicional. Es alguien que no solo se preocupa del texto, sino de las dimensiones del libro físico, la tipografía que va a utilizar, o las frases promocionales de la web. Es alguien que concibe la obra desde todos los ángulos, no únicamente el literario.

Existen muchas más facetas importantes para autopublicar una obra. No tiene nada que ver una novela de fantasía orientada a la fantasía juvenil que un ensayo sobre la paternidad. Se mueven de manera diferente y con recursos diferentes, sólo he pretendido hacer una introducción general y basada en mi experiencia de como empezar a autopublicar. Si te pones a autopublicar tu libro, seguro que dentro de un tiempo me estarás dando consejos a mí.

¡Suerte!

Nicholas Avedon

Página web

Sobre mí.

Escritor ciberpunk nacido en Madrid y viviendo en el futuro. Amante de las historias sucias con finales felices. Géneros favoritos la fantasía y la Ciencia Ficción, aunque lo que de verdad me gustan son los personajes. Si quieres saber más sobre mi pincha aquí.

Mis libros.

A finales de 2016, tras cuatro años de trabajo, he publicado mi primera novela: “11,4 sueños luz,” pura ciencia ficción distópica con tintes ciberpunk y de novela negra. Al principios de 2017 publiqué “Histerias ficticias“, una recopilación de relatos que contiene ciencia ficción y fantástico, entre otros géneros. En 2018 he publicado Lágrimas Negras.

Me suscribo a La casita del fin del mundo

* indicates required
Consentimiento *

You Might Also Like

Ningún comentario

Deja tu comentario

  • Responsable: María José Moreno Jiménez. / Finalidad: Poder publicar tu comentario. / Legitimación: Consentimiento del interesado. / Destinatarios: No se cederan datos a terceros, salvo obligación legal. / Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. Puedes consultar la información detallada sobre la Política de privacidad aquí.