Cómo ser escritor

El Demonio que vive en mí. El Síndrome del Escritor Impostor

7 Marzo, 2017
  • MJ: He estado pensando que quiero escribir un libro
  • Demoni MJ: ¿Tu?¿Un libro? ¡Escucha mis carcajadas!
  • MJ: Sí, me hace ilusión…
  • Demoni MJ: ¿Quién te crees que eres?¿Stephen King?
  • MJ: Por supuesto que no… yo… sólo quiero escribir un libro…
  • Demoni MJ: Sabes que vas a fracasar. Sabes que nadie va a leerte. No pierdas el tiempo.
  • MJ: No me importa, sólo quiero escribirlo… quiero saber que puedo hacerlo…
  • Demoni MJ: Lo vas a dejar a medias. Y aunque lo acabes la gente va a ver lo mierda que eres.
  • MJ: Yo quiero hacerlo…
  • Demoni MJ: Olvídalo. A ver si te crees que tu puedes ser escritora. Sólo eres una impostora.
  • MJ: Yo creo que en realidad tengo El Síndrome del Impostor…

 

El “Demoni MJ” es un ser rastrero y apocalíptico. Se nutre de todas aquellas frases demoledoras que he escuchado durante años. Los comentarios del colegio donde niños, que casi con seguridad ahora estarán en reformatorios, te decían: “eres una enana”. Los de aquel novio que tuve que me dijo “eres mona pero eres demasiado bajita, tu culo es muy grande, tus caderas muy anchas y tus manos muy rechonchas”. Los del exjefe que vaticinó con descaro “vas a ser una infeliz toda tu vida si sigues siendo así” (¿Así cómo?¿Buena persona…?)

Todas esas frases y comentarios van formando capas de esa masa informe que vive en mi interior. Hay épocas que permanece dormido y apenas puedo sentirlo. Son rachas buenas. Sin embargo hay otras rachas en las que se hace tan grande que apenas me deja hueco para respirar. Son las épocas en las que alguien te dice: “¿Estás segura?”, “¿Crees que has tomado la decisión correcta?” o “¿Lo has pensado bien?”.

 

Cada una de esas frases se van aglutinando para que el “Demoni MJ” se haga más fuerte y poderoso. Entonces hay que luchar contra él, quitarle capas con mi espada mágica para dejarle más pequeño y manejable.

 

Y aún sabiendo que es una batalla más y que la guerra, lo más seguro, es que nunca pueda ser ganada, sigo luchando. Perdiendo a veces, ganando otras.

Mi espada mágica se carga con los comentarios positivos de la gente que me rodea. Con el amor del Sr. B, mi disfuncional familia y los amigos que voy encontrando en mi camino. A veces, incluso, lleva un poco de mi escaso optimismo. Eso sí es poderoso. Porque, en contadísimas ocasiones, aparece el “Ángel MJ” y recarga mi espada con ideas positivas que intento guardar en lo más profundo de mi alma para que el “Demoni MJ” no pueda encontrarlas y destruirlas.

Pequeñas ideas positivas como “Si ellos han podido tu también puedes”, “Puedes hacerlo”, “Eres buena en lo que haces”, “Inténtalo con todas tus fuerzas, que son muchas”, “Eres especial y lo sabes”. Ahora las leo, las busco en mi interior y no las encuentro. Lo más seguro es que las haya escondido tan bien que ahora no sepa donde están. Pero me acordaré seguro. Necesito recargar mi espada de nuevo.

 

Incluso ahora, 3 años después de empezar a hacer artesanía sigo sintiendo El Síndrome del Impostor.

 

Aunque la gente me diga que mis kekos son geniales. Evito escucharlo. ¿Por qué hago eso? El “Dimoni MJ” me roba esos pensamientos, siento que ni siquiera llegan al fondo de mi misma. Nada más aparecer, un brazo largo y huesudo se los lleva para destruirlos. Le odio. Hace que siga sintiendo que no soy una artesana de verdad. Que los artesanos “de verdad” son aquellos que trabajan la madera, la escultura, el hierro… Yo sólo hago pequeños muñecos de fimo… menudencias…

Lo mismo me ocurre al escribir. Siento que estoy usurpando un terreno que no me corresponde. Parece como si me de adentrara en arenas movedizas. Me tragan y el “Demoni” me aplasta la cabeza contra el barro con sus manos como cuchillas afiladas. Me da mucho miedo. No me deja respirar…

“Escritor es el que escribe”, me repito. Hoy no está el “Ángel MJ” para ayudarme. Tendré que hacerlo sola. Tendré que repetirme esa frase una y otra vez para poder respirar. Para no sentirme una estafadora. Para no sufrir El Síndrome del Impostor. Pienso y repienso que la única manera de superarlo es ser auténtica y luchar contra el “Demoni MJ”… recargar mi espada y no dejarle avanzar…

 

  • MJ: Voy a escribir ese libro porque puedo hacerlo
  • Demoni MJ: Sabes…
  • MJ: ¡No! ¡Callate! ¡Tu no sabes nada y yo tampoco!
  • Demoni MJ: ¡Eres una impostora!
  • MJ: ¡No lo soy!
  • Demoni MJ: ¡¿Quién te crees que eres?!
  • MJ: Sólo soy MJ y voy a escribir un libro.
  • Demoni MJ:

Firma

You Might Also Like

6 Comentarios

  • Reply El Papá Cavernícola 7 Marzo, 2017 at 11:20

    Yo te animo a hacerlo, si algo te apetece y si quieres saber que puedes hacerlo adelante. Los sueños hay que perseguirlos, algunas veces se pueden lograr y otras no pero si nunca se intenta no se sabrá.
    Una compañera del curro se puso un día a escribir, terminó un libro, le dieron algunos palos aunque también mucho apoyo y ánimo, siguió escribiendo y a día de hoy va a sacar su sexto libro y ya firmó por una editorial.

    • Reply MJ 31 Marzo, 2017 at 11:19

      Es bueno oírlo, mi sueño es publicar o autopublicar un libro. En realidad mi sueño es que la gente lo lea después. A ver que pasa 🙂

  • Reply Paloma 7 Marzo, 2017 at 16:27

    El “Demoni MJ” se merece una patada en el culo porque dice cosas realmente feas… No deberías prestare mucha atención, no dice nada que tenga sentido. Te puedes sentir artesana (eh ¡qué el fimo también se incluye!) y te puedes sentir escritora si te apetece. No necesariamente tienes que ser Stephen King porque ya existe uno, simplemente tienes que ser tu con tus ideas y con tus historias. Fíjate que a mi ese señor pues no me va mucho y habrá gente que se lleve las manos a la cabeza por decir esto, pero es así. Hay miles de escritores para miles de tipos de lectores, no veo tan descabellado que una parte quiera leer lo que tu escribas.
    Ponte manos a la obra y ya verás los resultados 🙂

    • Reply MJ 31 Marzo, 2017 at 11:18

      ¿Qué no te gusta Stepehn King? ¡Fuera de mi blog ahora mismo!!! (es broma)
      Es verdad que es importante, al igual que en cualquier blog, buscar tu lector ideal. Está claro que no puedes gustar a todo el mundo. Gracias por tus palabras!

  • Reply Alejandro 10 Marzo, 2017 at 20:24

    No sabes qué identificado me siento contigo. “Escritor es el que escribe”, eso me lo he repetido yo también bastantes veces, pero de alguna forma siempre me he sentido (y sigo sintiendo) como si estuviese siendo un intruso en el panteón de los dioses escritores. Aún me siento raro si digo que soy escritor. Pero lo soy, claro que soy, he escrito un libro que estoy a punto de autopublicar, estoy en un fantástico grupo de escritores emprendedores en facebook (desde el que he visto hoy tu enlace 😉 ), y ya estoy escribiendo el segundo.
    Soy escritor, y tú eres escritora. Que nadie te diga lo contrario, ni el Demoni MJ. ¿Qué sabrá él?
    Me ha encantado este artículo. ¡Enhorabuena!

    • Reply MJ 31 Marzo, 2017 at 11:13

      Muchas gracias Alejandro. Tenemos que creérnoslo aunque nos cueste, yo lucho con ello cada día… a veces más y a veces menos. Me gustaría mucho saber cuando publicas tu libro, cuando lo hagas cuéntamelo porfa 😉

    Deja tu comentario